sábado, 10 diciembre 2022

Mercedes-Benz Clase M. El SUV alemán cumple 20 años

Mercedes-Benz ha sido una empresa que siempre ha estado bien representada en el mundo de los todoterrenos puros con su Clase G. Sin embargo a lo largo de las últimas décadas el gusto popular ha ido cambiando. Muchos de los que disfrutaban conduciendo su vehículo 4×4 empezaron a querer un vehículo que ofreciese la comodidad y parte de las características de un turismo. Gracias a esto nació el segmento SUV, donde el Toyota RAV4 presume de ser el pionero de todo.

Un apuesta arriesgada que salió muy bien

Pese a que la pionera en todo esto fue Toyota, Mercedes no se quedó atrás y en 1997 presenta el Clase M. Tres años antes, la firma alemana ya había presentado en el Salón del Automóvil de Detroit el prototipo AAvision, un concept que se anunció como «el vehícuo para todas las actividades», descripción que más adelante daría lugar al acuñamiento de las siglas SUV en inglés (Sport Utility Vehicles). 

El nombre interno del Clase M dentro de la empresa se bautizó como W163 y sus señas de identidad más características en esta primera generación fue un interior modulable, traccióna las cuatro ruedas y confort de marcha propio de un turismo gracias a una suspensión especial que evitaba en lo posible los balanceos. Su producción comenzó en 1997 con un único modelo, el ML320. Para su fabricación, pese a lo que muchos creen comenzó fuera del país teutón, se construyó una factoría en Tuscaloosa (Alabama, Estados Unidos).

1 amta90PN61ULv Motor16

De hecho, el primer Mercedes ML estuvo unos meses vendiéndose únicamente en Estados Unidos, dando su salto a suelo europeo en marzo de 1998. La segunda generación del Clase M llegó en 2005 bajo la denominación interna W164. Además de los cambios estéticos nuevos que aportaba y de la evolución técnica, esta segunda generación introdujo su primera versión AMG deportiva, el M 63 AMG 4Matic con 510 CV.

Poco después, en 2009, Mercedes-Benz desarrolló una versión del ML muy especial denominada ML 450 Hybrid, una variante que apostaba por la tecnología híbrida.

En 2011, nacía la tercera generación del Mercedes Clase M (denominación interna W 166) con su presentación mundial en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Sus características pasaban por una mayor eficiencia en su oferta mecánica y la incorporación de los últimos avances en seguridad y en asistencia a la conducción. 

En otoño de 2015, cambio de tercio en Mercedes y el entonces Clase M cambió su denominación por un nuevo modelo y una nueva nomenclatura, el GLE. La oferta de modelos de tipo SUV de Mercedes-Benz queda formada en la actualidad por el citado GLE, al que se une su versión GLE Coupé y los modelos GLS, GLC y GLA (éste, con plataforma del turismo compacto Clase A).

¿Aunque éstos no serán los únicos, a lo largo de 2018 o a principios de 2019 conoceremos otro modelo más que se añadirá a la gama SUV de la firma alemana, un automóvil que recibirá la denominación de GLB y que estará a medio camino (en cuanto a tamaño) entre el GLA y el GLC.