miércoles, 25 mayo 2022

Líbrate de las multas de la DGT con estos trucos

Parece que todo conductor, casi por decreto, ha tenido que padece alguna multa a lo largo de su vida. Pues no es así. Librarte de las multas es posible aunque no te lo creas. De hecho, el riesgo de la mayoría de ellas se reduce a cero con un poco de información… y, por supuesto, de prevención.

Muchas veces lo habrás pensado: «Esa maldita multa de tráfico, tan injusta, no me la habrían puesto si no…». Para eso estamos, para ofrecerte en estas líneas algunas pautas a seguir en cada tipo de multa y que no te tengas que llevar las manos a la cabeza cuando sea demasiado tarde.

Exceso de velocidad, las multas más frecuentes

Era fácil de adivinar… Las multas por exceso de velocidad son las más frecuentes. Con los radares, las cifras han ido menguando, pero lo cierto es que es algo muy controvertido, sobre todo con los continuos cambios, como el de la nueva ley de tráfico en carreteras convencionales.

En cualquier caso, cuando recibes la multa, que suele ir acompañada de la foto de turno, lo mejor es que compruebes todos los datos: si realmente es tu coche, el color, la matrícula, la fecha, y dónde estabas tú. Si ves que hay algo raro, alega, pero siempre con pruebas que indiquen que efectivamente, ese no es tu coche. Incluso puedes pedir la homologación del radar o, si no sale bien, presentar un recurso para tener otra oportunidad.

Exceso de velocidad, conlleva accidentes