lunes, 8 agosto 2022

Honda Civic Type R. Una auténtica bestia que romperá récords

Type R, una denominación que lleva “dando guerra” desde que en en el año 1992 la estrenara el exclusivo Honda NSX. Desde esa fecha, la deportividad de la firma nipona viene avalada por la emblemática “H roja” que ahora luce la tercera generación del Civic Type R que ha llegado a España (el primero aparece en el año 2001 y el segundo en 2007). Bien es cierto que el primer Honda Civic Type R aparece en el año 1997 y contaba con un propulsor 1.6 VTEC que desarrollaba una potencia de 185 CV, pero no llego a España.

Desde 34.500 euros

Este nuevo Honda Civic Type R, que será el primero en sólo comercializarse con carrocería de cinco puertas, estará en los concesionarios españoles en el mes de septiembre con un precio que parte desde los 34.500 euros. Honda también ofrece una versión denominada GT que se distingue por los detalles estéticos rojos y por contar con más equipamiento, como por ejemplo el climatizador automático, el sistema de navegación, un sistema de sonido premium o por incorporar ayudas a la conducción. Este Civic Type R GT tiene un precio de 37.000 euros.

Pero vamos a lo que realmente importa y que convierte a este Honda Civic Type R en el nuevo rey de la manada de los compactos extremos: la tecnología que esconde, o mejor dicho, que luce. Rey de la manada porque por el momento sólo ofrecen más potencia los exclusivos y caros Mercedes A45 AMG con sus 360 CV, o los Audi RS3 Sportback con 367 CV.

Alcanza 270 km/h de punta

Estéticamente este Honda Civic Type R impone con el generoso alerón trasero, sus apéndices aerodinámicos, sus llantas de 19 pulgadas o las diferentes tomas de refrigeración. Según Honda todo apéndice aerodinámico tiene un motivo, nada es superfluo y ayudan desde a refrigerar los frenos, hasta adherir sus 1.457 kilos al asfalto cuando “volamos” a 270 km/h; olvídate de limitador. Honda ha puesto a punto su aerodinámica en los trazados de Nürburgring y Suzuka. Esta estética hay que reconocer que es arriesgada, pues lo que se dice discreto la verdad es que no es, aunque es parte vital de su “encanto”. Honda ofrece para su carrocería cinco colores diferentes: Championship White (blanco), Crystal Black (negro), Polished Metal (plata), Brilliant Sporty Blue (azul) y Milano Red (rojo).

Honda nos invita al circuito Slovakia Ring, donde nos recibe nada menos que Gabriele Tarquini. Salimos al “ruedo” con una longitud de cerca de seis kilómetros (sólo es más largo el circuito de Spa), aunque antes nos acomodamos en sus deportivos asientos. Todo queda a mano, aunque como en todo Civic llama la atención la cantidad de pantallas dispersas por su salpicadero. Al mirar por el retrovisor vemos que no hay cinturón central ni reposacabezas… Este nuevo Honda Civic Type R es un cuatro plazas. Y para aligerar el conjunto, también han descartado equipar los asientos “Magic Seats” que permiten bascular la banqueta hacia arriba para introducir objetos altos. En capacidad de carga no pierde ni un ápice, pues su maletero cubica nada menos que 498 litros de capacidad, y se puede ampliar hasta los 1.214. Deportividad y funcionalidad no parecen estar reñidos en este Civic Type R.

Con 109 CV más que su antecesor

Mientras nos familiarizamos con el trazado, nos deleitamos con su nuevo propulsor, una verdadera joya con cuatro cilindros, dos litros, inyección directa, distribución variable, sistema VTEC… Y por vez primera en un Civic Type R, con un turbocompresor que eleva la potencia hasta los 310 CV, lo que vienen a ser nada menos que 109 CV más de los que ofrecía su antecesor con un propulsor semejante pero atmosférico. Se combina de forma exclusiva con una transmisión manual de 6 velocidades (en Honda no tienen previsto lanzarlo con un cambio automático de doble embrague), que presenta un recorrido de palanca de sólo 40 milímetros, justos los mismos que presentaba el Honda NSX Type R. Es una verdadera delicia insertar marchas cuando unos led en rojo frente a nosotros comienzan a parpadear. En ese momento su corazón gira a 6.500 rpm, y estira algo más, aunque no llega a superar las 8.000 rpm de su antecesor, al que este VTEC Turbo dobla en par máximo (genera nada menos que 40,8 mkg por 19,7 mkg del atmosférico). Todo esto sucede a velocidad de vértigo y escuchando una válvula de descarga del turbo, que es eléctrica y que al quitar gas, suena como al abrir una Coca-Cola.

Y es que el nuevo Honda Civic Type R es rápido, muy rápido, ya que anuncia sólo 5,7 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, mientras que su velocidad máxima como hemos dicho, ronda los 270 km/h. Semejante velocidad se debe a su aerodinámica.

Nada de ECO, nuevo programa +R

La dirección es muy directa (tiene sólo 2,3 vueltas entre topes, pero radio de giro de 11,8 metros lo que obliga a realizar más maniobras de las necesarias en ciudad), sus frenos Brembo compuestos por discos perforados de 350 milímetros y pinzas de cuatro pistones delante, potentes, y el diferencial autoblocante Torsen evita las pérdidas de tracción a la salida de las curvas. Este elemento es vital cuando se quieren transmitir 310 CV al eje delantero, donde hay unas gomas desarrolladas por Continental en medida 235/35 R19. Las suspensiones controladas de forma eléctrica trabajan de maravilla, a pesar de mantener un eje trasero con barra de torsión. Y todavía no hemos activado el modo +R. Lo hacemos con un botón ubicado donde en otros Civic se encuentra el característico botón verde que activa el modo “ECO”, pero con este Type R no se viene a ahorrar carburante, sino a disfrutar. Al pulsarlo se transforma… La instrumentación se torna roja, aparecen indicadores en su nueva pantalla i-MID que muestran la presión del turbo, del aceite, diferentes temperaturas, cronómetro, medidor de fuerza G… También la suspensión se endurece un 30%, la respuesta del acelerador se intensifica y la dirección es más directa. Comienza el festival de trazadas, aceleraciones, frenadas, y comenzamos a creer el tiempo de 7:50,63 minutos que han marcado en el trazado de Nürburgring con una unidad de pre-producción. Unidad que carecía de climatización, equipo de sonido y asientos traseros para intentar compensar el mayor peso al equipar una jaula de seguridad. No es tiempo legal, pero los chicos de Honda están en ello para desbancar el actual récord de 7;54,36 minutos del Renault Mégane Trophy-R.

También tuvimos ocasión de conducir el nuevo Civic Type R fuera del circuito, donde se muestra demasiado seco en lo que a nivel de suspensiones se refiere incluso en el modo normal (en +R no te quiero ni contar), ayudado también por el poco perfil de sus neumáticos. Su estética ayuda a no pasar desapercibidos ni un segundo, mientras que a velocidad constante por autovía genera más ruido del deseado que proviene de su motor (tiene unos desarrollos cortos y a 120 km/h en sexta velocidad el 2.0 VTEC Turbo ya gira casi a 2.900 rpm). Si bien su consumo no es desproporcionado, pues sin animarnos en exceso con el pie derecho medimos un gasto de 8,8 l/100 km. En realidad homologa una media de 7,3 l/100 km gracias a que cuenta con Start/Stop de serie.

Tras probarlo, no podemos decir otra más que tiemblen sus rivales directos (Seat León Cupra, Renault Mégane Trophy-R, Ford Focus ST, Opel Astra OPC, Volkswagen Golf R e incluso Mercedes A45 AMG), pues este nuevo Honda Civic Type R está destinado a convertirse en leyenda, y al tiempo, también en Nürburgring.

  

Motor 2.0 vtec
Disposición Del. transversal
Nº de cilindros 4, en línea
Cilindrada (c.c.) 1.996
Nº de válvulas por cilindro 4
Potencia máxima (CV)/rpm 310/6.500
Par máximo (mkg)/rpm 40,8/2.500-4.500
Tracción Delantera
Caja de cambios Manual, 6 vel.
Frenos delanteros Dis. vent. 350 mm
Frenos traseros Discos 296 mm
Neumáticos 235/35 R19
Peso (kg) 1.457
Long/Anch/Alt (mm) 4.390/1.878/1.466
Capacidad del depósito (l) 50
Volumen del maletero (l) 498/1.214
De 0 a 100 km/h (s) 5,7
Velocidad máxima (km/h) 270
Consumo mixto (l/100 km) 7,3