sábado, 28 enero 2023

El Genesis G70 hace temblar a A4, Serie 3 o Clase C

Los conductores americanos siempre han estado fascinados por las berlinas premium europeas; ven en ellas un aire de deportividad y elegancia que no aprecian en coches americanos. Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C son el objetivo que se fija cualquier fabricante que quiera competir en este segmento en Estados Unidos. Y ese, por supuesto, es uno de los focos donde Genesis, la marca de lujo de Hyundai, se ha centrado.

Hasta ahora se había centrado en modelos de más tamaño y precio con el G80 y su buque insignia, el imponente G90. Pero ahora ataca directamente el segmento más popular de las berlinas premium con el G70, un sedán de aire muy deportivo que puede competir no solo en exclusividad sino también en deportividad con los alemanes. Así lo ha demostrado la firma coreana con las pruebas que han llevado a cabo en circuitos como Nürburgring.

Con esas credenciales se ha presentado en el Salón de Nueva York antes de su llegada al mercado americano este próximo verano. Y con unas dimensiones que lo sitúan en el epicentro de lo que ofrecen este tipo de coches. Una longitud de 4,69 metros, una anchura de 1,85 y una altura de 1,4 conforman unas proporciones muy equilibradas. Y su distancia entre ejes, de 2,83 metros garantiza amplitud y espacio para los ocupantes. Esas son las características que lo convierten en una berlina familiar.

Hasta 365 caballos

Pero si miramos las que van a darle el toque deportivo, tenemos que fijarnos, por fuerza, en el apartado mecánico. Ahí vemos que el Genesis G70 opta por una configuración como las berlinas clásicas con tracción trasera, aunque en opción se puede incorporar la tracción total. Y en cuanto a los motores, están disponibles dos variantes, un 2.0 Turbo de cuatro cilindros en línea con 252 caballos. Y por encima, un 3.3 V6 de doble turbo con 365 caballos, el mismo motor que utiliza el Kia Stinger 3.3 T-GDI. El cambio de serie es una transmisión automática de 8 velocidades que incluye levas en el volante. Y para los conductores más puristas, en la versión 2.0 de tracción trasera se puede optar por un cambio manual de 6 velocidades.

Además contará con cinco modos de conducción que ajustan diferentes parámetros del coche, desde la respuesta del motor y su sonido hasta la distribución del par entre los ejes o la firmeza de la suspensión. Además, ofrecerá en algunos modelos el Dynamic Package que cuenta, entre otras cosas, con un diferencial mecánico de deslizamento limitado. Y las versiones 3.3T Sport cuentan con una suspensión controlada electrónicamente. Y todo eso aún se puede mejorar con opciones como los frenos Brembo de alto rendimiento.

Y, por supuesto, en cuanto a la seguridad y los sistemas de ayuda a la conducción el G70 también va a estar en vanguardia, con elementos como sistema de frenada de emergencia con detección de peatones, sistema de advertencia punto ciego, mantenimiento de carril o atención del conductor.

El Genesis G70 llegará a los concesionarios en verano con ocho colores exteriores y una serie de servicios que aumentan la exclusividad de la marca, pues todo los modelos Genesis cuentan, sin costo, con un programa de atenciones al cliente que se pueden programar de desde una aplicación móvil y que incluye desde citas a un servicio de 'mayordomo' hasta el mantenimiento gratuito. Más argumentos de lujo para una marca que apuesta por la exclusividad.