Gama Seat León 2021. Ecomovilidad
BAJO LA LUPA

Gama Seat León 2021. Ecomovilidad

El Seat León recurre a la hibridación ligera de 48V para rebajar consumo y emisiones. Se trata de la solución electrificada más sencilla y salpica de lleno en la gama a dos variantes de gasolina, con 110 y 150 CV, siempre asociadas a la transmisión automática DSG de siete relaciones.

Redacción

8 de Agosto 2021 10:00

Comparte este artículo: 0 0

Seat León eTSI. Ecomovilidad

El Seat León recurre a la hibridación ligera de 48V para rebajar consumo y emisiones. Se trata de la solución electrificada más sencilla y salpica de lleno en la gama a dos variantes de gasolina, con 110 y 150 CV, siempre asociadas a la transmisión automática DSG de siete relaciones.

La hibridación ligera es la solución electrificada más sencilla y accesible que ponen en juego los fabricantes para reducir el consumo. Y la gama León de Seat es partícipe de esta tendencia al alza desde hace ya tiempo.

El León de cinco puertas y la variante familiar Sportstourer recurren a esta tecnología que conlleva, además, la etiqueta medioambiental ECO, con sus consiguientes beneficios, como un mayor abanico de posibilidades de acceso al centro de la gran ciudad con los protocolos de alta polución, descuentos al aparcar en la zona de estacionamiento vigilado y en el impuesto de circulación...

El sistema eléctrico de 48V es tan sencillo como ingenioso. Consta de un motor-generador eléctrico que está conectado al cigüeñal del propulsor térmico por medio de una correa, y que se alimenta gracias a la energía que le proporciona una batería de iones de litio de 48V.

Su función es apoyar al bloque térmico de gasolina en las fases de aceleración, recuperación y al iniciar la marcha. El sistema eléctrico nunca impulsará el vehículo por sí mismo debido a que sus números son modestos -apenas rinde 12 CV-. Su función, más que aportar rendimiento, es recortar el consumo. La batería se recarga por efecto de la frenada regenerativa.

Las variantes eTSI disponibles con este ingenioso sistema eléctrico de 48V son dos. Debutó con el bloque de gasolina 1.5 eTSI de 150 CV, y desde poco después también se ofrece con el popular motor tricilíndrico 1.0 eTSI con 110 CV, aunque esta última opción no se contempla en la versión Sportstourer.

En ambos casos la gestión del cambio recae sobre la nueva transmisión automática DSG de doble embrague y siete relaciones, ahora con accionamiento eléctrico en lugar de mecánico. No hay opción a una caja manual.

Es una solución sencilla que no implica al conductor en ningún momento. Todo el funcionamiento se hace de manera interna, siendo el propio sistema el que gestiona la forma más adecuada de funcionar en cada situación.

Todo esto está muy bien, pero cuál es el resultado. Pues aprueba con nota porque la variante más potente alcanza los 221 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos, mientras que el consumo medio homologado es de sólo 5,5 litros cada 100 kilómetros -5,6 l/100 km en el Sportstourer-. Y esa cifra se rebaja hasta los 5,3 litros en el 1.0 eTSI de 110 CV, también en ciclo WLTP.

Al volante, el conductor no detectará un empuje extra palpable, pero sí apreciará una mayor progresividad y refinamiento al iniciar la marcha. Además, esta nueva arquitectura eléctrica de 48V 'suaviza' el funcionamiento del sistema start/stop, ya que es el generador eléctrico el encargado de arrancar el bloque térmico.

También es evidente más retención de lo habitual al levantar el pie del acelerador, momento en el que la frenada regenerativa se encarga de recargar la batería. Además, los asistentes enfocados a la conducción predictiva nos indicarán la llegada inminente de cruces, rotondas, límites de velocidad, tráfico denso... para que levantemos el pie del acelerador con antelación.

Presumir de esta tecnología y de la etiqueta ECO no influye en otros aspectos, como la dinámica, la habitabilidad o el maletero, que mantiene la misma capacidad que el resto de la gama TSI. También comparte el generoso y avanzado equipamiento en materia de seguridad y conectividad del León más vanguardista de la historia.

Seat León e-Hybrid. Una nueva era

La llegada de la mecánica híbrida enchufable obra el milagro de convertir al León más potente de la gama, con 204 CV, también en el más eficiente. Comparte dinamismo y tecnologías con el resto de la familia, pero puede circular hasta 64 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico.

El mejor Seat León de la historia ya cuenta con su variante más avanzada. Con un futuro electrificado en el horizonte -la oferta crecerá con cinco nuevos modelos electrificados hasta finales de 2021-, esta versión híbrida enchufable consolida su posición de liderazgo en el competitivo segmento C.

Disponible tanto en cinco puertas como con la práctica carrocería familiar Sportstourer, se trata del primer PHEV de la marca española. La complicada ecuación se resuelve con un propulsor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV y un motor eléctrico de 85 kW (115 CV) que, trabajando en conjunto, ofrecen una potencia total de 204 CV. De esta manera el León e-HYBRID se convierte en el más potente de la gama y, a la vez, en el más eficiente, ya que su consumo medio homologado WLTP es de tan sólo 1,1 l/100 km.

Parte vital en esta tecnología es la batería de iones de litio de 13,0 kWh de capacidad, que permite afrontar una autonomía exclusivamente eléctrica de hasta 64 kilómetros en ciclo WLTP, más que suficiente para las necesidades diarias de movilidad que exige la mayoría de los conductores. Además, se puede circular hasta los 140 km/h sin aporte alguno del bloque térmico y, por tanto, sin emisiones.

La batería se puede recargar en 3 horas y 42 minutos en un wallbox de 3,6 kW, y en poco más de 5 horas y 48 minutos si la toma es doméstica de 2,3 kW. Si sumamos el aporte de gasolina con el eléctrico la autonomía total supera los 800 kilómetros.

No hay cambios respecto al resto de la gama en cuanto a tacto general o dinámica. El cambio es automático DSG de seis relaciones con tecnología 'Shift-by-wire' y la tracción, delantera.

El usuario puede elegir entre varios perfiles de conducción. A los modos Eco, Normal y Sport, esta variante añade el Hybrid, que busca el perfecto equilibrio del sistema híbrido, y el e-Save, que impulsa el vehículo de manera eléctrica. Además se puede reservar la carga de la batería para utilizarla cuando queramos, o directamente cargarla en marcha gracias al aporte del motor térmico.

Al levantar el pie del acelerador en marcha, la frenada regenerativa es capaz de producir hasta 40 kW de energía en momentos puntuales.

No hay cambios en cuanto a habitabilidad con el resto de la gama, pero la capacidad del maletero sí se resiente. El motivo es que la batería se ubica bajo el asiento trasero y obliga a desplazar el depósito de combustible bajo el piso del compartimento de carga. La versión de cinco puertas se deja 110 litros y el familiar, 150.

La conectividad es vital en un vehículo híbrido enchufable. La aplicación Seat Connect amplía sus funciones de acceso remoto desde el smartphone con nuevos servicios, como la gestión a distancia del proceso de carga o de la climatización del interior antes de partir. Lógicamente, en el cuadro de mandos y en la pantalla central del salpicadero se ofrece información específica del sistema híbrido.

El León e-HYBRID se ofrece con los dos niveles de acabado superiores, Xcellence y FR, y el precio de salida es de 30.980 euros.

Seat León TSi y TDi. La 'otra' eficiencia

En ocasiones los árboles no dejan ver el bosque. En este caso la electrificación no puede ocultar las atractivas mecánicas de gasolina y diésel que ofrece la gama Seat León, con unos consumos imbatibles en ocasiones, autonomías maratonianas y un precio aún más atractivo...

Una cosa debe quedar clara: la electrificación no es una moda. Ha venido para quedarse. Por eso Seat se ha preparado para este nuevo reto. Pero la transición no es de un día para otro. Y en ese largo camino todavía tienen mucho que decir las tradicionales mecánicas de gasolina TSI y diésel TDI, más eficientes y limpias que nunca.

La gama León ofrece un amplio abanico de motorizaciones en este sentido, pero nos hemos centrado en las que menos consumen. En gasolina la oferta TSI comienza con un motor tricilíndrico 1.0 con 90 CV, pero es la variante TSI 110 CV, que parte desde ese mismo bloque, la que bate récords de ahorro. Monta un turbo de geometría variable, está asociada a una caja manual de seis relaciones y homologa tan sólo 5,2 litros cada 100 kilómetros en ciclo WLTP. En función del acabado y el equipamiento puede subir hasta los 6,0 litros, unos valores realmente atractivos si tenemos en cuenta su notable rendimiento: acaricia los 200 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos. Todas estas cifras sirven tanto para la carrocería de cinco puertas como para el familiar Sportstourer, aunque este último llegará al mercado en las primeras semanas de 2021.

Por su parte, las mecánicas TDI siguen siendo las más atractivas y aconsejables cuando se hacen muchos kilómetros al año. En este sentido toda la gama parte del conocido bloque 2.0 TDI. En el cinco puertas el motor de acceso rinde 115 CV, y también se asocia a una caja manual de seis velocidades. El consumo medio es de 4,2 litros y su rendimiento es notable.

El Sportstourer sube un escalón, ya que rinde 150 CV, que se gestionan con una caja DSG de doble embrague con siete relaciones. Sus prestaciones se disparan, pero no su sed, ya que consume apenas un décima más: 4,3 l/100 km. Además, el empleo del AdBlue, una solución acuosa que se inyecta en dos fases a la salida de los gases de escape, neutraliza las emisiones más contaminantes, como los óxidos de nitrógeno.

En todos los casos la suavidad de funcionamiento, el agrado de uso y su gran rendimiento se unen a la óptima dinámica de la gama León, un referente en su segmento en este sentido. Su equilibrado chasis y soluciones como una suspensión adaptativa aseguran una agilidad soberbia cuando aparecen las curvas. Y se puede variar la personalidad del vehículo gracias los diversos perfiles de conducción que ofrece.

También el interior ha dado un gran salto cualitativo en esta última generación. Su presentación digital es más avanzada y vistosa, la ergonomía se ha cuidado al máximo y el conjunto se remata con calidad. La habitabilidad en las plazas traseras es sorprendente si tenemos en cuenta su tamaño exterior, y la variante familiar Sportstourer remata su atractivo con una capacidad de maletero de 620 litros. El amplio portón contempla un mecanismo eléctrico con función manos libres.

Otro punto sumamente atractivo es su dotación de asistentes de conducción. El León más seguro de la historia incorpora control de ángulos muertos, asistente de salida segura, alerta de tráfico cruzado posterior, asistente de mantenimiento de carril y de obras en carretera, reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo y predictivo, un asistente de emergencia capaz de detener el vehículo si el conductor no muestra actividad...

Por último, mediante la aplicación Seat Connect estaremos conectados en el interior o fuera del vehículo de manera remota desde nuestro smartphone.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon