domingo, 22 mayo 2022

Conducimos los comerciales eléctricos de Opel

Los comerciales puros de Opel -Movano, Vivaro y Combo- y los multiusos -Zafira e-Life y Combo e-Life– han dado el paso definitivo hacia la electrificación. Dentro del plan del Grupo Stellantis que tiende hacia las emisiones 0, el sector de los comerciales es un protagonista principal de este objetivo, entre otras cosas porque la importancia de este tipo de vehículos en las marcas del grupo -Citroën, Peugeot, Opel, Fiat- es cada vez mayor.

Con este objetivo, no extraña, por tanto, que hace unas semanas Stellantis anunciará que todas las versiones enfocadas hacia los pasajeros de su gama comercial, se pasaran a la tecnología cien por cien eléctrica, abandonando las versiones de combustión. Eso supone que, por ejemplo en Opel, tanto el Zafira como el Combo Life son ya únicamente eléctricos.

Y esa tendencia también se traslada a las versiones puramente comerciales de la gama, a los vehículos para uso profesional. En ellos, léase Movano, Vivaro o Combo ya aparecen versiones totalmente eléctricas, aunque es cierto que en este caso no se han eliminado las variantes de combustión. Con ello, Opel cuenta con una gama de comerciales que ofrece alternativas para todas las necesidades. Por tamaños o volúmenes de carga, por sistemas de propulsión o por cualquier otro criterio, en Opel hay una opción para cada cliente.

Una gama que permitirá hacer repartos pequeños en el centro de las ciudades o mover grandes cantidades de mercancia en un único vehículo. Pero eso sí, siempre con cero emisiones, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático. Y no solo eso, sino que gracias a la polivalencia de sus modelos multiusos, el mismo vehículo que durante la semana está centrado en el reparto, se convierte en un familiar perfecto para su uso durante el fin de semana como vehículo de ocio.

Combo-e Life, un dos en uno para la familia

Eso ocurre en los modelos que cuentan con las dos alternativas bajo la misma carrocería. En concreto hablamos del Opel Combo-e, disponible en versión Cargo o Life. En la primera variante, la de uso exclusivamente profesional, el modelo fabricado en Vigo ofrece una versatilidad sobresaliente, con capacidad para cargar hasta dos europalets, con la posibilidad de cargar hasta 1.000 kilos y un volumen que puede llegar a los 4,4 metros cúbicos.

Y si hablamos de la versión Life, pensada para que pueda ser un perfecto modelo para pasajeros gracias a sus dos longitudes de batalla o a la posibilidad de contar con 5 o 7 plazas en cualquiera de las dos longitudes de carrocería que ofrece, el modelo alemán suma otras características para hacerlo lo más accesible posible desde todos los puntos de vista. Por ejemplo cuenta con configuraciones con una o dos puertas laterales correderas y se ofrece en versión de 4,4 metros de longitud o en la XL de 4,75 metros.

Aunque sus finalidades sean diferentes, en la parte mecánica, ambas versiones comparten el motor eléctrico con 100 kW (136 CV) de potencia que le permite conseguir unas prestaciones notables para su uso diario combinadas con una autonomía de hasta 280 km, según el protocolo de homologación WLTP. La máxima tecnología eléctrica también se refleja en el sistema de recarga, pues dispone de dos tipos de cargadores integrados. De serie un monofásico de 7,4 kW y en opción el trifásico de 11 kW. Y pese a que son modelos comerciales, no renuncian a tecnologías innovadoras, como el control de crucero automático, la alerta de colisión frontal con frenado automático de emergencia, la alerta por somnolencia del conductor, la alerta de ángulo muerto y el Head Up Display.

Vivaro-e, con tres longitudes de carrocería

Por encima del Combo, entre los furgones de tamaño medio, Opel cuenta con el Vivaro-e para el uso totalmente profesional o y el Zafira-e Life como modelo de pasajeros. El Vivaro-e está disponibe con una gama que cuenta con todo tipo de alternativas de carrocería. un furgón panelado de carga, un chasis cabina y un Combi para el transporte de personas. Se ofrece con tres longitudes de carrocería (4,60, 4,95 y 5,30 m) y una altura de 1,90 metros, con lo que puede acceder a la mayoría de los aparcamientos subterráneos.

En el caso del Zafira-e Life, se ofrece con dos diferentes longitudes de carrocería, la talla M de 4,95 metros de longitud o la L con 5,3 metros. En el interior destaca por su máxima versatilidad, es capaz de acomodar hasta 9 ocupantes en un interior en el que hay comodidades como el techo panorámico o los asientos de cuero que se pueden desplazar y modular su ubicación para crear un interior como el salón de casa.

En cuanto al sistema de propulsión, cuenta con el mismo motor eléctrico del Combo, con 136 CV con un par motor de 260 Nm. Con dos diferentes capacidades de batería, 50 y 75 kWh, homologa una autonomía de 230 kilómetros con la primera y de 330 con la segunda. Y en ambos casos, la velocidad máxima se limita a 130 km/h.

Movano-e, se lo carga todo

Y el más capaz de los comerciales eléctricos de Opel es el Opel Movano-e es el primer vehículo 100% eléctrico del fabricante alemán en el segmento de las furgonetas de gran tonelaje. Cuenta con un motor eléctrico de 90 kW (122 CV) y 260 Nm de par, con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 110 km/h. Y dispone de dos alternativas de capacidad de batería, con 37 kWh o 70 kWh. Logra una autonomía de 117 o 224 kilómetros respectivamente en ciclo combinado WLTP.

El Movano-e se ofrece cuatro longitudes de carrocería y tres alturas de techo, con un peso máximo autorizado de hasta 4,5 toneladas y 17 metros cúbicos de volumen de carga. Y puede llegar a transportar hasta cinco Euro-pallets, con lo que sus posibilidades como vehículo de reparto son sobresalientes. Lo mismo que es sobresaliente en el apartado de ayudas a la conducción, donde cuenta con un sistema de cámara de «visión trasera», alerta de ángulo muerto y alerta de cambio involuntario de carril. Y no deja de lado los sistemas de conectividad y entretenimiento en su pantalla de 7 pulgadas en la que se puede controlar los contenidos a través de Apple CarPlay y Android Auto.

En un recorrido en el que hemos podido probar los Combo-e y el Vivaro-e, descubrimos dos modelos de gran suavidad, con el mismo tacto clásico de los electricos, sin nada que envidiar a turismos como el Corsa-e o el Mokka-e. Cuentan con tres modos de conducción y una tecla B, para retener y aprovechar la energía de la frenada para recargar la batería en marcha. El comportamiento es notable pese a que en el caso del Vivaro-e vamos sin carga. Pero el peso de las baterías, ubicadas en la parte inferior del chasis lo convierten en un modelo muy estable y aplomado.

La era eléctrica en los comerciales de Opel se ha iniciado y nada más comenzar ya ofrece alternativas para todos. Y es solo el primer paso, porque, por ejemplo, la tecnología de hidrógeno también va a ser una realidad en breve, pues, por ejemplo, el Vivaro ya ha comenzado a fabricarse en versión de pila de combustible.

De momento, en la gama eléctrica, Opel cuenta con opciones a partir de 30.337 euros sin impuestos en el caso del Opel Combo-e Cargo; por 36.900 euros, con impuestos incluidos en el caso del Combo-e Life. Para el Vivaro-e, el precio parte de 44.837 euros impuestos incluidos, y para el Zafira-e hay que desembolsar 57.953 euros, ya incluidos los impuestos. Por último, el Opel Movano-e cuesta a partir de 59.900 euros antes de impuestos.