El DS 4 se fabricará en Alemania y llegará en 2021
GASOLINA Y DIÉSEL DESDE 130 CV. PHEV CON 225

El DS 4 se fabricará en Alemania y llegará en 2021

DS ha confirmado que en la próxima primavera lanzará el DS 4, una tecnológica berlina compacta que será fabricada en Russelsheim y tendrá como estrella de la gama una versión híbrida enchufable con 225 CV, unos 50 kilómetros de autonomía eléctrica y batería recargable en una hora y media.

Pedro Martín

Pedro Martín

3 de Diciembre 2020 14:00

Comparte este artículo: 0 0

Con sus cinco metros de longitud y su motor eléctrico de 680 CV, no puede decirse que el DS Aero Sport Lounge, un futurista prototipo desvelado por DS en el pasado mes de febrero, tenga mucho que ver con el DS 4 que la firma francesa acaba de confirmar para 2021, pero en sus rasgos estilísticos sí se avanzaban detalles que pondrá en juego el próximo compacto de cinco puertas de la marca, que cuando aparezca durante el primer trimestre de 2021, de cara a su comercialización a mediados de año, se convertirá en el cuarto vehículo de la casa, tras DS7 Crossback, DS3 Crossback y DS9. Cuarto de los seis vehículos que formarán la familia DS, la más exclusiva del grupo PSA.

Alemania como cuna

Y como, desde su nacimiento en 2014, DS puso en su punto de mira a los fabricantes Premium germanos (ya supera por ventas a alguna de esas prestigiosas marcas en varios de los 41 países donde está presente), PSA ha decidido que el siguiente producto de DS nazca... en Alemania. En concreto, en la planta de Russelsheim, vinculada a Opel durante décadas pero que ahora se abre a la producción de modelos de otras marcas hermanas. Como este DS 4, cuya imagen permanece aún en secreto, aunque ya es fácil imaginar sus formas básicas por los coches fotografiados durante su desarrollo final.

Gasolina, diésel e híbrido enchufable

DS no ha hecho público su aspecto definitivo pero sí ha querido avanzar algunas de sus características técnicas, como la gama mecánica, que contará con versiones de gasolina y diésel de entre 130 y 225 CV, siempre con transmisión automática EAT8 de convertidor, más una variante híbrida enchufable E-Tense de tracción delantera que asocia un cuatro cilindros Puretech 1.6 turbo de gasolina con 180 CV a un motor eléctrico de 110 CV para totalizar 225 CV de potencia combinada. Y aunque no se han dado datos, DS afirma que empleará una nueva batería de iones de litio con la que podrá homologar unos 50 kilómetros de media WLTP circulando en modo cien por cien eléctrico, lo que le valdrá la etiqueta 0 Emisiones. Batería, por cierto, que no resta espacio en el habitáculo ni en el maletero, y que podrá ser recargada en 90 minutos usando un poste de 32 amperios. Aunque en una toma doméstica de 220/230 V y 8 amperios se necesitarán unas 7 horas.

También se ha confirmado que no habrá una versión E-Tense cien por cien eléctrica, pues al tratarse de un vehículo con cierto tamaño y espíritu viajero, la mejor alternativa electrificada pasaba por contar con movilidad eléctrica en ciudad y cortos desplazamientos diarios, más toda la libertad de movimientos que da una mecánica de combustión en carretera para los desplazamientos más largos.

Un as en tecnología y seguridad

Y el DS 4 será muy innovador en materia de tecnologías de asistencia y seguridad, y su sistema DS Drive Assist 2.0 le da acceso a la conducción semiautónoma de nivel 2, con elementos ya conocidos en modelos de la marca como el control de crucero adaptativo o el mantenimiento de trayectoria dentro del carril, y otros inéditos como las maniobras de adelantamiento semiautónomas o la variación automática de la velocidad antes de curva o en función de las señales de limitación. Y como el DS 7 Crossback, el DS 4 ofrecerá DS Active Suspension, que escanea la calzada por delante del vehículo y envía información a los cuatro amortiguadores para que cada rueda responda de una manera óptima a las irregularidades del firme, lo cual es único dentro del segmento C al que pertenecerá el nuevo modelo de la firma gala. Los responsables de la marca destacan también la llegada de un sistema de alerta del tráfico cruzado posterior que vigila hasta 40 metros a un lado y a otro para que podamos retroceder con seguridad cuando hay poca o nula visibilidad, el sistema de detección de peligros en los ángulos muertos laterales control hasta una distancia de 75 metros por detrás del vehículo.

Novedoso también en el segmento C es el sistema DS Nigth Vision, dotado de una cámara infrarroja y que detecta a peatones, ciclistas o animales de gran tamaño incluso a 200 metros de distancia, alertando al conductor de su presencia antes incluso de que éste pueda haberlos percibido. Porque en cuestión de visibilidad, el DS 4 presumirá de mucha tecnología, ya que sus faros, formados por tres módulos principales por óptica (el central es giratorio para adaptarse al trazado de la carretera moviendo la óptica hasta 3,5 grados), dispondrán de un sistema Matrix que alumbra incluso a 300 metros de distancia y permite usar las luces largas incluso con vehículos a escasa distancia, ya que adapta la zona iluminada de forma que evita deslumbramientos. Además, las luces diurnas, dispuesta en vertical para crear una firma luminosa característica y muy reconocible, cuentan con 49 diodos LED por óptica.

Confort e innovación se dan la mano

En cuanto al interior, DS asegura que se emplearán materiales de la máxima calidad y que también la tecnología será protagonista, con primicias como el sistema DS Extended Head-up Display, que pone en juego la llamada realidad aumentada, ya que el conductor percibe sobre el parabrisas la información proyectada como si ocupara una pantalla de 21 pulgadas y se representase sobre la calzada a una distancia de 10 metros. Todo para que la conducción sea intuitiva y no haya que apartar la vista de la carretera. Y también se estrena el DS Iris System, una auténtica revolución en cuestión de manejo de mandos... porque prácticamente evitar tener que usarlos. Y es que el DS 4 obedecerá órdenes habladas en lenguaje natural (inicialmente estará listo en diez idiomas) y también reconocerá gestos gracias al llamado Smart Tech, que según la firma de lujo de PSA funciona mejor que los sistemas de reconocimiento de gestos de la competencia porque no depende de una cámara. Así, por ejemplo, evitará el error que suelen cometer al ordenarse movimientos de la pantalla central de un lado a otro, en los que la mano pide por ejemplo que pasen de derecha a izquierda y el sistema hace lo contrario al percibir movimientos previos de la mano y malinterpretarlos, algo que no ocurrirá, según DS, con su sistema.

Por último, la marca francesa presume de otra innovación relacionada con la climatización, y es el llamado DS Invisible Air, unas discretas toberas de aireación repartidas por el salpicadero que permiten prescindir de las rejillas tradicionales que dirigen el flujo, pues con el nuevo sistema de DS el aire se conduce con toberas más compactas y precisas dotadas de un inédito dispositivo de canalización inteligente.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon