e-Hybrid. Conducimos el Seat León que se enchufa
204 CV y 60 KM DE AUTONOMÍA

e-Hybrid. Conducimos el Seat León que se enchufa

La cuarta generación del Seat León estrena el primer híbrido enchufable de la historia de Seat. Un modelo que a todas las cualidades clásicas del León suma la máxima eficiencia y la etiqueta 0. Y con un precio que lo acerca a muchos posibles compradores.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

24 de Noviembre 2020 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Ya había avisado Seat, cuando lanzaron la cuarta generación del León, que este sería el modelo más avanzado y tecnológico de su historia. Y eso se había cumplido a rajatabla en todas las versiones que hasta ahora hemos podido conducir. El compacto español, líder de ventas de nuestro mercado un año más -incluso en este 2020 tan raro- cuenta con lo más avanzado que es capaz de ofrecer la marca española... Y el Grupo Volkswagen que está por detrás.

Un aluvión tecnológico que tiene tres vertientes: tecnologias de comunicación e infoentretenimiento; sistemas de seguridad y ayudas a la conducción y sistemas de propulsión con la vista puesta en la eficiencia.

Así, hemos visto que el nuevo León es el primer Seat totalmente conectado gracias a un sistema Full Link que incluye Android Auto por cable y Apple CarPlay inalámbrico además de los servicios online de Seat Connect. Si nos fijamos en el apartado de los sistemas de seguridad y ayudas a la conducción se puede asegurar que desde este aspecto es también el mejor Seat de la historia, con asistentes como el control de crucero adaptativo y predictivo, asistente de emergencia 3.0, asistente de viaje y alerta de tráfico posterior con asistente de salida segura...

Pero, sin duda, el derroche tecnológico viene en la parte de la propulsión. El uso de la plataforma MQB Evo del Grupo Volkswagen -la misma que usan el nuevo Audi A3, el Skoda Octavia o el Volkswagen Golf- abre un sinfín de posibilidades para usar diferentes alternativas de propulsión en busca del mejor compromiso entre rendimiento y eficiencia. Con esa base ya se había anunciado que este León iba a contar con la más amplia alternativa de sistemas de propulsión: motores diésel y gasolina, con hibridación ligera, gas natural comprimido y una versión híbrida enchufable.

El más potente y eficiente de la gama Seat León

Precisamente esta que hemos probado por primera vez. Una variante que podemos definir como lo más de lo más. Porque si el León es el Seat más avanzado de la historia -y a la vista está- este e-Hybrid es el mejor y más tecnológico León que se haya construido jamás.

El nuevo modelo combina un motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV y uno eléctrico de 115 CV para una potencia combinada de 204 CV con 350 Nm de par. Con estas cifras es el Seat León más potente de la gama -por encima de estas cifras ya tendremos que hablar de Cupra León- pero también el más eficiente y ahorrador de la familia León... Y casi de Seat, pues su consumo medio homologado solo lo mejora el Mii Electric.

Con una batería de iones de litio de 13 kWh de capacidad, consigue una autonomía eléctrica de 64 kilómetros bajo la homologación WLTP, con lo que se garantiza la etiqueta 0 de la DGT. Y si combinamos la autonomía eléctrica con la de combustión, podemos llegar a los 800 kilómetros totales. Para la carga de la batería son necesarias 5 horas y 45 minutos en un enchufe doméstico de 2,3 kWh y 3 horas y 45 minutos en un Wallbox de 3,6 kWh. Una gestión de carga que se puede hacer, gracias a esa conectividad mejorada, a través de Seat Connect, que desde el teléfono móvil nos permite gestionar la carga, programarla o intervenir en funciones de climatización para tener el coche a la temperatura idonea por las mañanas mientras está cargado a la red.

Esos son los rasgos diferenciales del León e-Hybrid frente a cualquiera del resto de modelos de la gama. Porque en el resto -salvo el mayor peso a causa de las baterías y la pérdida de capacidad del maletero de 380 a 270 litros en el cinco puertas y de 610 a 470 en el caso del Sportstourer- estamos ante el mismo modelo, con la misma practicidad, calidad de acabados o comportamiento dinámico.

Comportamiento 'made in Seat'

Y eso lo demuestra durante el recorrido en el que aprovechamos su capacidad como 0 emisiones para llevar a cabo un recorrido urbano por el centro de Madrid en el que aprovechar las ventajas de la propulsión eléctrica y luego tramos de autovía y carretera por los alrededores de la capital.

El nuevo León e-Hybrid combina dos tipos de propulsión que se desdoblan en los cuatro modos de conducción de los que dispone. Un modo Hybrid en el que combina combustión y electricidad en busca del mejor equilibrio posible y un modo eléctrico e-Mode en el que será el motor eléctrico el encargado de mover el coche con 0 emisiones. Además, en el modo Hybrid se puede elegir que el coche guarde la carga de la batería para utilizarla por ejemplo al entrar en la ciudad o que el motor de combustión utilice la energía para recargar la bateria.

Con el e-Mode conectado nos movemos por la ciudad con absoluto refinamiento, silencio y suavidad. Es un León pero diferente, capaz de deslizarse por las calles con una gran maniobrabilidad gracias a una dirección perfecta. Salimos a carretera y conectamos el modo Hybrid para que sea el coche el que elija la propulsión que necesita en cada momento.

Y su inteligencia se demuestra con una transición entre motores absolutamente imperceptible que siempre busca el menor consumo. Así llaneamos en autovía en eléctrico o salen a relucir los 204 caballos con todo su carácter si decidimos pisar con decisión el acelerador. Nada nos indica en el comportamiento que sea un León diferente y el compromiso entre eficacia y dinamismo está a la altura de lo habitual en Seat.

Después de un recorrido de 83 kilómetros, en el que hemos aprovechado los 42 kilómetros de autonomía eléctrica con que contaba, hemos conseguido un consumo medio de 2,4 l/100 km. Una cifra lejana a los 1,1 l/100 km que homologa; pero muy fácil de conseguir por cualquier usuario. A ese dato contribuirá la capacidad de regeneración de la frenada, que se hace muy evidente en cuanto levantamos el pie del acelerador, reteniendo el coche demasiado. Y sin posibilidad de modular esa fuerza de retención como ya se hace en otras marcas. Puede ser este uno de los pocos 'pecados de juventud' del Seat León e-Hybrid.

Un modelo que ya está a la venta con una buena noticia, un precio que lo acerca bastante a un gran número de usuarios. Porque el nuevo León e-Hybrid está disponible, con campañas comerciales incluidas, desde 28.900 euros -a los que aún se pueden restar 2.600 euros del Plan Moves que dejarían la factura en 26.300 euros- y con un wallbox -sin instalación-gratis. Son unos 5.000 euros más de precio de tarifa que el León 1.5 de 150 caballos con tecnología Mild Hybrid y 4.000 más una vez aplicados descuentos y promociones. Pero el Moves lo dejaría solo 2.000 euros más caro. Pero a cambio, además de 54 caballos más nos llevamos una etiqueta 0 y un coche que es el más avanzado de la historia de la marca...

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon