Conducimos el Kia EV6. Un gran inicio para la nueva era
HASTA 528 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA

Conducimos el Kia EV6. Un gran inicio para la nueva era

Kia entra en su nueva era eléctrica con el EV6, un modelo que por tecnología, dinamismo, eficiencia y versatilidad tendrá mucho que decir en el futuro más inmediato de la marca coreana. Ya lo hemos probado.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

15 de Octubre 2021 13:00

Comparte este artículo: 0 0

El Plan S de KIa es una apuesta rotunda por la electrificación. Una apuesta que va a dar como resultado 11 nuevos modelos eléctricos en el portfolio del fabricante coreano. Y eso significa que en solo unos años cambiará la fisonomia total de KIa. Una marca que, no olvidemos, tiene en su gama todas las alternativas de propulsión imaginables -salvo modelos movidos por gas o por hidrógeno, aunque en este caso puede que pronto cambie esta carencia-. Encontramos en la gama Kia modelos de gasolina o diésel clásicos, con hibridación ligera, híbridos clásicos, hibridos enchufables y, por supuesto eléctricos. Una variedad que hace muy dificil que quien entra en un concesionario de Kia no encuentre en él algo a su medida.

Pero habiamos empezado hablando del Plan S, el impulso eléctrico que vive su primer capítulo con este EV6, un modelo desarrollado sobre la nueva plataforma EMG-P de la marca para vehículos eléctricos. Una base que este EV6 comparte con su 'primo' el Ioniq 5 de Hyundai y sobre la que se va a construir la nueva estrategia y la nueva gama eléctrica. Pues al EV6 le sucederán otros EV -4, 7...- en próximos e inminentes tiempos.

Antes de que llegue ese momento, este EV6 supone un primer paso, una declaración de intenciones frente a la competencia. Porque con la proliferación de eléctricos al EV6 no le van a faltar rivales de cuidado. Uno será el Hyundai Ioniq 5; otro vendrá del tridente formado por el Grupo Volkswagen y sus VW ID.4, Audi Q4 e-tron y Skoda Enyaq iV; por otro lado aparece el Ford Mustang Mach-E. Y siempre en el horizonte, Tesla, la firma que siempre ha marcado el paso en la movilidad eléctrica y cuyo Model Y es uno de los modelos al que quiere restar protagonismo este Kia EV6.

Responde a las necesidades de la familia

Sin haber llegado prácticamnte ya tiene mucho y variado de qué preocuparse el modelo de Kia. Pero no hay problema, porque en la marca han puesto toda la carne en el asador. Han creado un crossover, con cierto aire de familiar, que garantiza todo lo que necesita una familia en su primer -y único- coche. Porque esa vocación tiene el Kia EV6, la de dar respuesta a todas las necesidades. Con 4,68 metros de longitud, se sitúa por tamaño entre el nuevo Sportage y el Sorento. Y ofrece un interior de gran amplitud, con unas plazas traseras como en la más amplia limusina gracias a sus 2,9 metros de batalla. Además, su maletero de 490 litros garantiza capacidad suficiente para el equipaje de una familia -y cuenta con un hueco bajo el capó delantero de entre 20 y 50 litros de capacidad.

Además de por una carrocería con las características que más éxito tienen en el mercado, la apuesta también es clara por el lado de la tecnología. En Kia apuestan por lo máximo. Y el EV6 es un reflejo. Todo lo disponible en el grupo coreano se ofrece en este portaestandarte tecnológico. Por ejemplo en su gama de propulsores que ofrece dos niveles de batería, cuatro de potencia o dos tipos de tracción. O la tecnologia de recarga de 800 voltios que permite que en solo 4 minutos podamos cargar lo suficiente para recorrer 100 kilómetros.

Y como hablamos de portaestandarte hay que empezar por el que va a ser, sin duda, el EV6 más especial, el GT, que llegará más adelante con 585 caballos, una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segunodos, batería de 77,4 kWh, tracción total y una deportividad fuera de toda duda.

Aunque no con ese derroche, la gama con la que se inicia este Kia EV6 no está nada mal. Dos niveles de bateria -58 y 77,4 kWh- y tres niveles de potencia. Con la batería pequeña, solo se ofrece un EV6 de 170 caballos, tracción trasera y unos muy razonables 394 kilómetros de autonomía. Con la bateria grande ya encontramos más alternativas: 229 y 325 caballos. El primero con tracción trasera y 528 kilómetros de autonomía. Y el segundo, de tracción total y 484 kilómetros de autonomía.

Dinamismo y experiencia de conducción

Más allá del rendimiento y la eficiencia el Kia EV6 se ha pensado para ofrecer una experiencia de conducción sobresaliente, que no haga pensar en ese comportamiento a veces artificial del que adolecen en ocasiones los coches eléctricos. El Kia EV6 cuenta con un bajo centro de gravedad gracias a las baterías que garantizan un aplomo sobresaliente y mucha confianza al conductor. Pero también un espíritu deportivo y de diversión al volante. Cuenta con un reparto de pesos 53:47 para garantizar una óptima distribución de las masas en marcha. Además dispone de unas suspensiones que garantizan confort y estabilidad sobre todo en carreteras viradas. La dirección es rápida y directa para maximizar la agilidad de reacciones del coche, sobre todo teniendo en cuenta la instantánea respuesta del motor eléctrico.

Además ese comportamiento se puede modular de innumerables maneras para cada conductor o cada circunstancia o momento. Los cuatro modos de conducción -Eco, Normal, Sport o Snow-, que el conductor puede seleccionar con solo pulsar un botón pueden crear cuatro EV6 diferentes para generar la experiencia de conducción más adecuada en cada momento: desde cuando buscas eficiencia máxima a cuando apuestas por las prestaciones. Y en el caso de los tracción total cuenta con un sistema de accionamiento de desconexión (Disconnector Actuator System DAS) que garantiza siempre una transición suave entre los modos de dos o cuatro ruedas motrices, sin necesidad de hacerlo manualmente.

Arsenal de ayudas a la conducción

Y hablando de tecnología el apartado del infoentretenimiento o el de los sistemas de seguridad y ayudas a la conducción son de nota. Por poner solo tres ejemplos, en la presentación internacional que se está celebrando en Málaga, pudimos comprobar el funcionamiento de tres de estos dispositivos, el Surround View Monitor SVM que permite 'conducir' solo con lo que se ve a través de la cámara de 360 grados en la pantalla de infoentretenimiento. También probamos el asistente para evitar colisiones traseras perpendiculares (Rear Cross-Traffic Collision-Avoidance Assist RCCA) y el asistente para evitar colisiones frontales (Forward Collision-Avoidance Assist FCA).

Pero la hora clave llega cuando nos ponemos al volante, en este caso de la versión de 229 caballos con tracción trasera. Para empezar, nos acomodamos en el asiento del conductor; frente a nosotros un salpicadero muy funcional con una doble pantalla en la que está todo lo que se debe saber o se necesita para conducir el EV6. Gran amplitud y gran calidad. Y un funcionamiento bastante intuitivo. Bajo la pantalla central están los botones con los que seleccionamos el menú -navegación, ajustes, climatización...- Y en el volante podemos ir variando la vista del cuadro de instrumentos. Cuenta con levas que permiten seleccionar los diferentes grados de retención en el sistema de recarga con la energía de la frenada -hasta tres niveles, el mayor de los cuales hace que conduzcamos con un solo pedal-.

Arrancamos y nos ponemos en marcha con total suavidad y, por supuesto, en silencio. Como antes hemos estado haciendo una prueba de aceleración y frenada en un circuito cerrado y una prueba de eslalon, esquiva, etc. ya tenemos ciertas nociones de lo que da de sí este Kia EV6.

Suave pero con carácter

Nos movemos por una zona urbana de rotondas hasta que salimos a la autovía. Hay tráfico, pero en cuanto vemos oportunidad, hundimos el pie en el acelerador y la reacción del eléctrico de Kia nos lleva al 'hiperespacio'. Instantáneo, progresivo, inacabable... la aceleración es brutal pero absolutamente delicada. En autovía parece deslizarse, y cuando llegamos a zonas de carreteras del interior de Málaga, en los alrededores de Marbella, nos sorprende por su agilidad, pese al volumen, tamaño y los 1.875 kilos.

La dirección es precisa, con un grado de dureza perfecto. Más ligera cuando circulamos en el modo Eco o Normal y con un poco más de dureza en Sport. Los frenos, es cierto que son de eléctrico, pero no tienen ese tacto tan artificial. Y las suspensiones mágníficas, con un gran aplomo y con un gran confort. Comportamiento intachable que invita a buscarle las cosquillas, porque sale airoso de todas las pruebas a las que le sometemos y con un empuje sobresaliente.

El rendimiento se va modulando con los modos de conducción, y en busca del mejor aprovechamiento de la energía, vamos cambiando entre los modos de retención en función de la orografía y ese juego también nos ayuda a ajustar el rendimiento, pues en ocasiones no es necesario tocar el freno, solo con la retención del sistema -en el nivel 3 llega a parar el coche casi por completo-. No buscamos eficiencia ni consumo, pues estamos analizando más el comportamiento, pero el resultado final de nuestro recorrido nos deja muy satisfechos, pues el gasto medio es de 20,7 kWh. Una cifra más que notable. Y corrobora que esta será la versión más demandada, sin duda, pues con los 229 caballos ofrece un rendimiento sobresaliente, una autonomía que invita a recorrer kilómetros sin miedo y un comportamiento intachable.

Aún nos queda la oportunidad de probar la versión más potente -hasta que llegue el GT- con sus 325 caballos y su tracción total. Será la elegida por aquellos que siempre quieran el máximo. Pero la realidad en el recorrido -a falta de uno más largo y exigente- es que ha sido tan agradable la primera estación que hay que afinar mucho para encontrar mejoras evidentes en esta versión. Muestra un poco más de carácter, tal vez un poco más de confianza por la tracicón total, pero en lo fundamental, no hay unas diferencias brutales.

Listo para empezar a conquistar mercado y a robar clientes a sus rivales, el Kia EV6 está disponible a partir de 42.201 euros con descuento de la marca, pero sin incluir el Moves III, que puede rebajar la factura hasta dejarla en 35.000 euros en el caso de la versión de 170 caballos con la batería pequeña. Para el modelo que nos parece más equilibrado, el de 229 caballos y 528 kilometros de autonomia, el precio con descuento es de 46.101 euros, que serían 39.000 aprovechando el Moves III. Una cifra que remata el excelente sabor de boca que nos ha dejado este Kia EV6. La nueva era de Kia empieza muy bien.

Coche del Año Europa 2022

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon