Conducimos el nuevo Hyundai Santa Fe 2021. Un gran buque insignia
DIÉSEL, HÍBRIDO E HÍBRIDO ENCHUFABLE

Conducimos el nuevo Hyundai Santa Fe 2021. Un gran buque insignia

El Santa Fe es, desde hace años, la máxima expresión de lo que puede dar de sí Hyundai. Y en esta renovación se superan aún más con una evolucion profunda en la que la electrificación se pone en primera fila. Y el carácter premium se resalta.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

9 de Mayo 2021 21:59

Comparte este artículo: 0 0

El Santa Fe fue, en el año 2000 cuando llegó su primera generación, el modelo que popularizó a Hyundai en nuestro país. Un coche con el que la marca coreana daba un salto, pues pasaba de compactos o berlinas con 'modestas' pretensiones, a situarse en el prometedor segmento de los SUV. Es verdad que entonces, el buque insignia de la marca era el Sonata -aún no se había producido el declive de las berlinas en las preferencias del público-, pero el Santa Fe ya llegaba con maneras de ser la referencia.

Y eso se ha ido acrecentando con cada generación del Sonata. En las cuatro entregas que ha habido del SUV grande coreano se han vendido 5,3 millones de unidades en todo el mundo, pues se trata de un coche global. Y en muchos casos ha sido el modelo sobre el que se han presentado los avances de la firma coreana. Ahora lo que acabamos de probar no es una nueva generación, pero sí una evolución tan profunda y potente que en otro momento se hubiera conocido como el Santa Fe 5.

Estrena plataforma

Para empezar, el nuevo Hyundai Santa Fe estrena a nivel europeo y entre los SUV de la marca, la nueva plataforma de vehículos de tercera generación de Hyundai. Una base sobre la que se consigue mejoras en el rendimiento, la conducción, la eficiencia del combustible y la seguridad. Con esta plataforma se agrupan bajo ella elementos de peso con lo que se reduce el centro de gravedad y se mejora la estabilidad. También se consigue una mejor aerodinámica así como en la seguridad pues se ha mejoradao la absorción de energía en un impacto y se ha trabajado en reducir la deformación del espacio para los pasajeros.

Esa es la gran novedad, sin duda, del nuevo Santa Fe; aunque no la más visible. Porque si nos fijamos en lo que se ve, el diseño exterior da un salto hacia adelante respecto al anterior Hyundai Santa Fe -que ya había supuesto un punto de inflexión-. El diseño del SUV de siete plazas -no se comercializará en España con cinco- no es tan rompedor como ha sido el del nuevo Hyundai Tucson pero sí muy llamativo. Su frontal cuenta con una parrilla ancha con mucha personalidad que se une a los faros principales. Esa parrilla cuenta con diseño 3D. Y por encima, 'heredado' del Kona las luces LED de circulación diurna en la parte superior.

Es el frontal la zona con una personalidad más marcada, Aunque atrás podemos ver también como el trabajo con las ópticas dota de mucho carácter al Santa Fe. Las uces traseras se estiran de forma horizontal y se unen en una línea roja que conecta las ópticas. Se remata el estilo con una gama de llantas de nuevo diseño, con unos revestimientos de los pasos de ruedas más remarcados y por un estilo poderoso enfatizado por una gama con nueve colores.

Interior de aire tecnológico

En el interior también hay una gran evolución, con unos acabados premium y una presentación moderna. Cuenta con un nuevo diseño del salpicadero, con materiales de alto nivel y acabados a la altura. El salpicadero ofrece una pantalla central de 10,25 pulgadas y una consola central rediseñada en la que se agrupan bastantes botones y el cambio de marchas organizado en tres teclas. A su lado una ruedecilla permite seleccionar entre los cuatro modos de conducción -Eco. Comfort, Sport y Smart- y en la versiones con tracción a las cuatro ruedas optar por un modo de conducción específico para adaptarse a terrenos off-road: nieve, barro o arena.

En cuanto al cuadro de instrumentos, el conductor dispone de un cuadro digital de 12,3 pulgadas, totalmente configurable en el que disponde de toda la información. Y puede contar con un Head Up Display. En cuanto a la capacidad de conexión, puede conectarse a través de Android Auto o Apple CarPlay, y como en el resto de novedades de Hyundai, dispone del sistema de conexión BlueLink a través del cual se consigue interactuar con el coche a través del smartphone.

Con este sistema se puede enviar la ruta al coche desde el teléfono, abrir o cerrar las puertas del coche, información en tiempo real sobre precios de combustible, estaciones de servicio... cálculo de rutas con información de tráfico en tiempo real o servicios para localizar y encontrar tu coche.

Una gama electrificada

Pero el gran salto que ha dado el Santa Fe viene de sus sistemas de propulsión, pues se ha abordado una electrificación en toda su gama para adaptarlo a las nuevas exigencias del mercado y de la regulación del sector. Por eso, el nuevo Santa Fe cuenta con tres tipos de sistemas de propulsión: diésel, híbrido autorrecargable e híbrido enchufable -estrena en Europa el nuevo propulsor Smartstream con 265 caballos en total.

Es la versión más avanzada de una gama que se conforma con tres alternativas. Como versión de combustión tradicional, se ofrece un motor diésel de cuatro cilindros con 202 CV y 440 Nm de par y que cuenta con versiones de tracción a dos o cuatro ruedas. Cuenta con una nueva caja de cambios de doble embrague en baño de aceite de 8 velocidades que ofrece un gran compromiso entre eficiencia y prestaciones.

La siguiente alternativa es una versión híbrida autorrecargable que combina un motor 1.6 TGDI de 180 caballos con uno eléctrico de 44 kW (60 caballos) con lo que consigue una potencia conjunta de 230 caballos y 264 Nm de par. Cuenta con una caja de cambios automática de seis velocidades y doble embrague y una batería de iones de litio de 1,5 kWh en la que se va almacenando la energía que se regenera gracias a la frenada.

Y el hibrido enchufable combina lo mejor de los dos mundo en cuanto a propulsión, pues puede circular con combustión o electricidad con solo pulsar un botón. Son 265 caballos pero también una eficiencia destacable, pues homologa una autonomía eléctrica de 58 kilómetros que pueden ser 69 si hacemos un uso totalmente urbano del coche.

En nuestra toma de contacto hemos dispuesto de un Santa Fe híbrido, una combinación mecánica que parece más pensada para un modelo con un corte más urbano pero que cuadra bien con el SUV más grande de Hyundai. Al acceder al coche lo primero que nos llama la atención es la amplitud que ofrece -eso sí, con una tercera fila a la que es complicado acceder- y la calidad de acabado. Su interior brilla por el aire tecnológico, pero elegante de su salpicadero.

Potente y eficiente

La tecnología híbrida muestra una doble cara en el Santa Fe pues es capaz de circular con absoluta suavidad y silencio en modo eléctrico o de responder con contundencia en modo Sport cuando exigimos rapidez en un adelantamiento. Es el modo con más carácter, pues en Eco las reacciones y respuestas son más calmadas, siempre buscando el uso mayoritario de la parte eléctrica y en el modo Smart elige la mejor combinación en cada momento en entre hibridación y combustión.

A pesar de su tamaño, peso y volumen, muestra una destacable agilidad en marcha. Y brilla por comportamiento, por comodidad, además de ofrecer una dirección precisa, aunque tal vez demasiado suave y unas suspensiones firmes pero tirando más hacia el confort. Los frenos están a un buen nivel, con una importante capacidad de regeneración de la batería y un tacto notable. El remat viene de un gasto que no es bajo pero no es en absoluto descabellado, pues se quedan en 7,9 litros cada 100 kilómetros, lo cual no está mal.

El Hyundai Santa Fe nos deja un regusto de gran rodador, de coche para toda la familia -cuenta con un maletero enorme de 634 litros con solo cinco plazas ocupadas- y de buque insignia, pues acumula todo lo mejor que ofrece hoy en dia la marca coreana. Incluyendo, por supuesto, una dotación de sistemas de seguridad y ayudas a la conducción agrupadas bajo Hyundai SmartSense que incluye Control de crucero inteligente basado en navegación, Asistente para conducción en autopista, Asistente de seguimiento de carril, Alerta de aproximación de tráfico trasero activo, Sistema para evitar colisiones frontales, detección de ángulo muerto o estacionamiento con llave inteligente.

Con cuatro niveles de equipamiento -Klass, Maxx, Tecno y Style- el Hyundai Santa Fe está disponible desde 44.500 euros (tanto para el diésel como para el híbrido autorrecargable) mientras que el hibrido enchufable, que se ofrece a partir del acabado Maxx tiene un precio que parte de 53.200 euros. A estos precios, en el diésel y el híbrido se les puede rebajar hasta 7.200 euros (3.900 euros de promoción, más 1.800 euros financiando, más 1.500 euros por entregar un vehículo a cambio). Y en el caso del PHEV se puede lograr un descuento de hasta 9.010 euros (1.000 euros de campaña, 1.800 euros por financiar, 1.210 euros por la parte que corresponde a la marca del Moves III y los 5.000 euros del Plan Moves III). Un último argumento para seguir en lo más alto de la marca coreana... Y del mercado.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon