Conducimos el Hyundai Ioniq 5. La nueva dimensión
YA A LA VENTA

Conducimos el Hyundai Ioniq 5. La nueva dimensión

Hyundai entra en una nueva dimensión con el Ioniq 5, el primer modelo de la nueva plataforma E-GMP. Con la más avanzada tecnología consigue un gran rendimiento, máxima eficiencia y diversión al volante. Y brilla por una habitabilidad y versatilidad de nota.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

23 de Octubre 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

La experiencia es un grado y los años que Hyundai lleva desarrollando vehículos eléctricos y electrificados se reflejan en este Ioniq 5, un paso más en la estrategia de crear una gama de 0 emisiones. Ese saber hacer de Hyundai comenzó, a ojos de los clientes, con la llegada del Hyundai Ioniq, un modelo que eran realidad eran tres sobre una misma carrocería y una plataforma preparada únicamente para sistemas de propulsión electrificados -híbrido convencional, híbrido enchufable y eléctrico-. Eso no era más que el primer paso hacia esa ambición que va a llevar a la marca a la neutralidad de emisiones de carbono en 2045 y que, por ejemplo, en 2035 hará que en Europa solo se vendan coches de 0 emisiones.

Y tras ese primer paso, el siguiente lo da la marca convirtiendo Ioniq en una submarca que se centrará en la creación de modelos eléctricos. Y el primer ejemplar de esa nueva marca, el Ioniq 5 está ya listo para adentrarse en la nueva dimensión eléctrica de Hyundai; listo y a la venta, pues ya lo hemos podido probar. Y abriendo el camino para otros inminentes miembros de la familia Ioniq, el 6 -una berlina- y el 7 -un SUV de gran tamaño-.

La parte fundamental en esta nueva era en la que entra Hyundai es la creación de la nueva Plataforma Modular Global Eléctrica (E-GMP) que cambia la forma de construir los coches y ofrece una mayor libertad para los diseñadores gracias a su suelo plano, o a la ubicación de las baterías. Además, permite ofrecer una distancia entre ejes sobresaliente -3 metros- que maximiza la habitabilidad. Y también permite esa plataforma contar con la más aanzada tecnología de la marca, que es lo mismo que decir del sector del automóvil, pues Hyundai está a la vanguardia.

Hasta el 80 por ciento de carga en 18 minutos

La tecnología de recarga ultrarrápida a 800 voltios -es uno de los pocos modelos del mercado que dispone de ella- hace que pueda cargar hasta el 80 por ciento en solo 18 minutos; o que en 4,5 minutos acumule energía para recorrer otros 100 kilómetros. También cuenta con un techo solar que está permanentemente acumulando energía del sol y cargando con ella la batería incluso cuando el coche está parado -puede añadir 1.500 extra de autonomía al año- o el sistema de carga bidireccional VSL con el que el Ioniq 5 se convierte en una gran 'pila' con la que cargar todo tipo de dispositivos eléctricos, incluso otro coche eléctrico.

Esa tecnología de gestión de la energia trabaja con una gama de motores pensada para convertir al Ioniq 5 en el primer coche de la familia, pues sus capacidades ya son suficientemente importantes como para permitirle dar ese salto. Por ejemplo en cuanto a eficiencia y rendimiento, puede alcanzar los 481 kilómetros en la versión con batería grande y el motor de 217 caballos. Y no está nada mal, tampoco, el Ioniq 5 de acceso, pues con la batería pequeña homologa 384 kilómetro (que pueden ser hasta 587 en ciudad). Y la versión más potente, pese a su mayor peso y potencia logra unos esupendos 460 kilómetros de autonomía (y 646 en consumo urbano).

El Ioniq 5 cuenta con dos opciones de paquetes de baterías, 58 kWh o 72,6 kWh, y dos configuraciones de motor eléctrico: solo uno, situado en el eje trasero, o dos motores, con uno en cada eje y, por tanto, con tracción total. En ambos casos, la velocidad máxima que alcanza es de 185 km/h.

Y los niveles de potencia son tres, con la batería pequeña desarrolla 125 kW (170 CV) y con la grande, la versión de tracción trasera da 160 kW (217 CV). El tope de la gama combina dos motores, una trasero de 155 kW, más un motor delantero de 70 kW. Suman 225 kW de potencia (309 CV), con lo que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos.

Diseño que homenajea al Pony

La parte técnica es clave en el rendimiento del Ioniq 5, pero también condiciona -o da más libertad- para configurar el estilo del coche. Su diseño exterior, basado en el 45 Concept- hace un guiño al pasado, a uno de los pioneros de su historia, el Pony. Su estilo recuerda a aquel pionero, con una imagen que parece mucho más compacta de lo que es, pues el coche mide 4,63 metros de longitud. Y la plataforma permite crear una base con tres metros de distancia entre ejes. Eso se traduce en un interior de enorme amplitud, con unas plazas traseras magníficas y una versatilidad sorprendente.

Con un estilo innovador y tecnológico el habitáculo del Hyundai Ioniq 5 ofrece un aspecto sostenible, funcional y minimalista bajo el concepto 'Living Space'. El piso plano y la gran distancia entre ejes permiten una gran libertad de movimientos. Cuenta con una consola central móvil que puede deslizarse hacia atrás hasta 140 milímetros con lo que las plazas delanteras se optimizan al máximo, ofreciendo una gran sensación de amplitud cuanto esa consola está en la posición más retrasada. Esa amplitud se optimiza con unos asientos delanteros ajustables electrónicamente en los que se ha reducido el grosor un 30 por ciento para dar más espacio a los ocupantes de la segunda fila. Y en la segunda fila, la banqueta se desplaza para aumentar la capacidad de maletero -que oscila entres 531 y 1.587 litros a los que se suman 57 litros bajo el capó delantero o 24 en el caso del Ioniq de tracción total- o el espacio para ocupantes.

El interior, además, tiene un estilo muy eco friendly, con materiales innovadores de origen sostenible, como botellas de PET recicladas e hilos de origen vegetal para dar más contenido ecológico al coche. Y en ese estilo se integran a la perfección tecnologías avanzadas para una experiencia de usuario digital. Cuenta con dos pantallas de 12 pulgadas unidas, la central para el sistema de infoentretenimiento y la otra como cuadro de instrumentos. Además, por primera vez ofrecerá un Head-up Display de realidad aumentada que convierte el parabrisas en una gran pantalla.

Y, por supuesto, en asistentes de conducción el Ioniq 5 va a estar al más alto nivel con la última evolución del Hyundai SmartSense, el programa de asistentes al conductor que garantiza las mejores cualidades en seguridad y confort. Será el primer Hyundai que ofrece Highway Driving Assist 2 (HDA 2), además de otros sistemas como el asistente de colisión frontal, el asistente de colisiones en punto ciego, la asistencia inteligente de límite de velocidad, la advertencia de atención al conductor o el asistente de luces largas.

Suave, confortable y con carácter

En marcha, en una ruta que nos lleva hacia la sierra de Madrid tenemos a nuestra disposición un Ioniq 5 con tracción trasera y 217 caballos, la versión equivalente a la que solo hace un par de semanas probábamos en el Kia EV6. Y la verdad es que las sensaciones han sido muy similares. Confort y suavidad de marcha, en un ambiente envuelto en el silencio de todo coche eléctrico es lo primero que llama la atención. La dirección es precisa, tal vez demasiado suave y los frenos son de coche eléctrico -con ese tacto a veces un poco artificial- pero cumplen muy bien. Además, nuestra conducción empieza a buscar no solo sensaciones sino también cómo de eficiente es el coche. Y en eso, la capacidad de regeneración de la frenada -que se modula con solo jugar con las levas en tres niveles de retención- hace que en alguna ocasión olvidemos definitivamente el pedal del freno.

A esa suavidad de marcha no le falta, en absoluto, carácter. El Hyundai Ioniq 5 sale disparado en cuanto aceleremos con decisión y cubre los adelantamientos en un abrir y cerrar de ojos. Con tres modos de conducción -Eco, Normal y Sport- que se seleccionan en un botón integrado en el volante, su rendimiento es magnífico en los tres, pero si buscar un poco más de picante el Sport es el indicado. En carretera el aplomo es sobresaliente y su bajo centro de gravedad con las baterias ofrecen confianza desde el primer minuto. Así enlaza curvas con precisió y a un gran ritmo; porque corre mucho y bien, siempre transmitiendo gran confianza en cada kilómetro.

El resultado de nuestro recorrido, además, se salda con un consumo muy razonable, por encima de los 16,8 kWh que homologa, pero los 20,9 kWh que hemos medido no están nada mal; entre otras cosas porque en el recorrido hemos hecho una conducción normal, sin buscar la máxima eficiencia. Partimos con 398 kilómetros de autonomía y tras recorrer 113 kilometros hemos acabado con 271 kilómetros... Una buena cifra.

Acabamos con cifras, por cierto, las del precio del nuevo Hyundai Ioniq 5. Disponible entre 43.620 euros y 59.020 euros, a ese dato se le pueden rebajar alrededor de 9.000 euros -incluyendo Moves III, financiación, promoción, etc- lo que deja el coste en una cifra razonable y en cierto modo equiparable a un modelo de combustión. Así, el objetivo de convetirlo en el primer coche de la familia está más cerca. La nueva dimensión eléctrica de Hyunda pinta bien,

Coche del Año Europa 2022

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon