domingo, 2 octubre 2022

El Aston Martin DBX V12 ya rueda en el circuito de Nürburgring

Desde el lanzamiento del Aston Martin DBXson muchas las voces que especulan con el lanzamiento de una versión más especial del primer SUV del fabricante británico. No se puede decir que el V8 de 550 CV sea precisamente descafeinado y lo cierto es que, por dentro, resulta excelso, se mire por donde se mire, sin embargo, Aston Martin siempre es capaz de más y, si el Rolls-Royce Cullinan y el Bentley Betayga están disponibles con motores de doce cilindros ¿por qué no dotar al DBX con un bloque similar? Máxime cuando Aston Martin ya cuenta con mecánicas de estas características.

1 tamJWekHNg1o0 Motor16

Bien es verdad que Aston Martin todavía no ha confirmado nada al respecto, pero podríamos decir que es un secreto a voces y que la llegada del DBX V12 es cuestión de tiempo. De esta forma, el mastodóntico todocamino inglés subiría de nivel y pasaría a jugar en la misma liga que sus compatriotas, con una potencia cercana a los 700 CV, el refinamiento propio de un propulsor de doce cilindros en uve y, según parece, un sistema híbrido enchufable que le permitiría recorrer un buen número de kilómetros en modo 100% eléctrico.

2 tamJWekHNg1o0 Motor16

En lo que respecta al diseño, no está previsto que cambie con respecto al V8 más allá de algunos detalles específicos del exterior. Por dentro, mantendrá el nivel de refinamiento de la versión que ya conocemos, aunque es previsible que la habitabilidad sea ligeramente peor por culpa de la batería del conjunto híbrido, que a buen seguro reducirá el espacio en las plazas traseras y la capacidad de un maletero que en el V8 supera los 630 litros. También será notablemente más caro que el V8, actualmente disponioble desde 210.000 euros.

3 tamJWekHNg1o0 Motor16

A punto de ver la luz

Poco más podemos decir de este Aston Martin DBX V12 que ya rueda en fase de pruebas en el circuito de Nürburgring, en Alemania. Es allí donde lo han cazado los fotógrafos espías, que han dado testimonio de un sonido similar al de los Aston DBS y DB11 V12. A diferencia de lo habitual en estos casos, la unidad de prubas apenas tenía vinilo de camuflaje, simplemente estaban tapadas algunas zonas del frontal, probablemente escondiendo unas entradas de aire de mayor tamaño diseñadas para optimizar la refrigeración del V12.