Ford Fiesta SUV. Podría llamarse Puma
FOTOS ESPIA

Ford Fiesta SUV. Podría llamarse Puma

La gama de SUV de Ford crecerá con una versión basada en la plataforma del Fiesta con la que se sustituirá al Ecosport. Un modelo para el que parece que han recuperado la denominación Puma.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

6 de Febrero 2019 15:00

Comparte este artículo: 9 3

En Ford ya trabajan en el sustituto del Ecosport, cuya llegada podría ser el próximo año. Y lo hacen aprovechando la plataforma del Fiesta, aunque diferenciando a este futuro modelo del Fiesta Active, la versión crossover del utilitario del óvalo. Y para denominar este nuevo modelo, parece que no se a utilizar el nombre de Ecosport, sino que la firma del óvalo se estaría planteando recuperar el nombre de uno de sus modelos clásicos: Puma.

El Ford Puma fue un pequeño coupé de aspecto musculoso que se vendió en el mercado europeo entre 1997 y 2001; uno de los máximos representantes del nuevo estilo de diseño que la marca denominó New Edge y que se plasmó también en modelos como el Ka y sobre todo el Focus. Pero después de aquel primer Puma, Ford no volvió a construir un modelo similar ni volvió a utilizar la denominación Puma en ningún otro modelo... Hasta ahora.

Porque la marca americana ha recuperado en los últimos tiempos ese nombre, tal como acredita la oficina europea de patentes, donde Ford Motor Company ha registrado el 23 de noviembre de 2017 el nombre de Puma. Eso quiere decir que hay alguna intención de uso de ese nombre. Y posiblemente sea con este nuevo SUV.

Con tracción delantera y 4x4

Se trata de un modelo, que como ya hemos comentado se desarrolla sobre la base del Fiesta y que se puede convertir en rival directo de coches como el Nissan Juke, Peugeot 2008 o Renault Captur. Un aspecto que lo va a destacar de sus rivales es que posiblemente, como ya se hace en el Ecosport, pueda disponer de variantes de tracción delantera y 4x4, algo no muy habitual en el segmento.

En cuanto a las variantes mecánicas, dispondra como motor estrella del 1.0 EcoBoost, el tricilíndrico coronado en varias ocasiones como mejor motor del año. Y en diésel todo quedará en manos del nuevo 1.5 de cuatro cilindros.

Por lo relativo al diseño, a pesar del camuflaje, vemos que las luces delanteras son de prototipo, pero ya se aprecia que los faros traseros son muy cercanos a lo que se espera en un modelo de producción. Y también se aprecia el interior en una de las fotos, aunque no hay mucho que contar, porque en las imágenes todavía se ve el interior muy tapado, con lo que no se puede apreciar cómo será definitivamente.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16