sábado, 4 febrero 2023

Cambiando el anticongelante de tu coche evitas averías en el motor

El anticongelante mantiene la temperatura del motor para su óptimo rendimiento depende del sistema de refrigeración. Un exceso de temperatura puede ocasionar averías muy graves, y para evitarlo, debido a la constante producción de calor en él, por los procesos de combustión y el propio funcionamiento mecánico, este debe refrigerarse constantemente. Pero no solo el calor afecta al buen funcionamiento del coche, el frio, cuando se halla parado, es un factor a tener en cuenta ya que puede ocasionar también daños importantes. De todo esto se derrama la importancia de los líquidos refrigerantes y/o anticongelantes.

¡Hay que ponerle algo al agua para que no se congele!

aditivos añadidos al gua para componer el anticongelante

Así que parece lógico pensar que, si bien el agua absorbe rápidamente el calor, también ha de enfriarse eficazmente, en un circuito cerrado. Esto provoca un continuo y excesivo funcionamiento del sistema con un mayor desgaste en consecuencia. Y por otra parte, se congela también apresuradamente , lo que puede ocasionar roturas, fisuras y escapes, por la propia expansión de masa/volumen, en los componentes del sistema de refrigeración.

Es en este momento cuando aparecen los aditivos, con capacidades térmicas de rango mayor y menor, que conformaran la composición de los actuales y futuros líquidos refrigerantes/anticongelantes. Confiriendo al agua estas propiedades extras, se consigue alargar la vida del sistema de refrigeración, del motor y por ende, del propio coche.