Iluminación Audi. Cuando ver y ser visto se convierte en todo un arte
DE LA BOMBILLA A LA ERA DIGITAL

Iluminación Audi. Cuando ver y ser visto se convierte en todo un arte

1,3 millones de píxel tiene cada faro Matrix LED del nuevo Audi e-tron. Es la tecnología más avanzada de iluminación que puedas encontrar a día de hoy, pero sus orígenes no eran ni mucho menos parecidos. ¿Y el futuro?

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

4 de Diciembre 2020 09:35

Comparte este artículo: 0 0

Un largo camino es el que las firmas automovilísticas emprendieron en su día en lo que a sistemas de iluminación se refiere, desde que se inventará allá por el año 1903 las lámparas de parafina para los vehículos.

En cuestión de algo más de 100 años estos sistemas de iluminación han evolucionado acordes al resto de componentes del vehículo. O incluso más que el resto. Y Audi es una de las compañías que más invierten en esta tecnología que se ha convertido además en una seña de identidad. Ahora es mucho más que ver y ser vistos.

De la bombilla halógena al LED Digital en 20 años

En cuestión de dos décadas hemos pasado de la clásica bombilla halógena a la tecnología LED, pasando por las lámparas de xenón, que fueron introducidas en el año 1994 en la primera generación del Audi A8. Estos avances, además que de conllevan un extra en materia de seguridad, también han permitido a los fabricantes ser más eficientes, porque el consumo energético de los sistemas de alumbrado cada vez es inferior.

Pero el gran salto para Audi se produjo en el año 2004 con la llegada de los faros con tecnología LED, inicialmente utilizada en la luz diurna del A8 que poco a poco se fue expandiendo al resto de modelos de la firma de los cuatro aros hasta que en el año 2008 se lanzan los faros Full LED que estrena el deportivo R8. Precisamente el bólido de la firma de Ingolstadt se ha convertido en una referencia en el mundo de la iluminación, porque en el año 2012 se convierte en el primer vehículo con intermitentes dinámicos, por aquellos entonces solo para los pilotos posteriores, mientras que en 2014 el exclusivo Audi R8 LMX estrena la tecnología láser, capaz de duplicar la potencia de iluminación de sus faros delanteros.

Un año antes aparecen los primeros pilotos LED, que debutan en el A6 pero que se acaban extendiendo al resto de modelos de la firma de los cuatro aros hasta que en el año 2016 el Audi TT RS estrena la tecnología OLED, que da el salto al OLED Digital con la llegada de la actualización del Audi Q5. Estos pilotos presentan hasta tres diferentes gráficos para elegir, además de una cuarta especialmente diseñada para cuando se selecciona el programa de conducción 'Dynamic'.

Pero esto es solo el comienzo en la 'era OLED', porque Audi ha comenzado a desarrollarlos con flexibilidad para poder adaptarse a la silueta del vehículo, además de que llegarán a contar con más de 60 segmentos que se podrán controlar de forma individual. Esto no solo servirá para elegir una firma luminosa específica para su zaga, sino que estos pilotos podrán advertir de posibles peligros al resto de conductores de una forma más clara y nítida.

Un futuro sin sombras

La tecnología Matrix LED ha evolucionado hasta llegar a día de hoy a los dotados de la tecnología DMD (Digital Micromirror Device) que por el momento es exclusiva de los Audi e-tron S. En realidad se trata de una opción que en España tiene un precio de 5.600 euros, pero presume de que cada faro está compuesto por 1,3 millones de pequeños espejos capaces de proyectar la luz de forma perfecta, pues para que te hagas una idea, cada uno de esos espejos que apenas mide una centésima de milímetro puede orientarse hasta 5.000 veces por segundo.

Una de sus particularidades es que ofrece un total de cinco animaciones de bienvenida a la hora de acceder al vehículo, las cuales se proyectan frente al conductor, pero es la seguridad lo que más se ha de tener en cuenta, pues de noche proyecta sobre el asfalto una especie de 'alfombra' con una iluminación extra que enmarca el carril por el que circula el vehículo siguiendo los límites de la misma.

Pero eso es solo el punto de partida de esta tecnología que va un par de pasos adelantada a la burocracia y la normativa actual, tanto es así que en un futuro estos avanzados faros serán capaces de proyectar sobre el asfalto diferentes avisos con los que advertir y poder interactuar con el resto de usuarios de la vía.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon