88 - El Renault Espace se estrena

88

El Renault Espace se estrena

29 de Junio de 1985

La industria del automóvil no para y prueba de ello es que antes de llegar las vacaciones de verano ya se anuncian para el otoño importantes novedades. Entre ellas, un modelo, el Espace, precursor de un segmento muy de moda ahora, los monovolumen.
Descargar revista

Hace ahora 25 años cinco noticias protagonizaban la actualidad automovilística de la semana, empezando por la futura llegada de 200 unidades importadas del coche de la década de los 80, del popularizador de los monovolumen en nuestro mercado, del Renault Espace, a la venta en Francia desde 1984. Igualmente, trascendía la aparición de un Golf GTI más potente, amenazado en su supremacía por el Kadett GSI o el 205 GTI; se trataba del Golf GTI 16 V capaz de 139 CV, para refuerzo del GTI normal de sólo 112 CV. Era también noticia la aparición de los Peugeot 505 retocados para 1986, retoques referidos a muy leves detalles externos y a un nuevo cuadro de mandos. En cuanto a BMW, esta marca anunciaba un mayor desarrollo de su gama baja de entonces, la Serie 3, proponiendo desde una versión cabriolet a una opción diésel, el 324 D, y como guinda final, una variante verdaderamente deportiva, el futuro M3.  Finalmente había que destacar la aparición del novedoso motor Fire en el Fiat Uno, modelo en cuya gama el motor antiguo de 903 c.c., que databa de 1968, se veía sustituido por el aludido motor Fire, motor ya presente en el Autobianchi Y 10; además, la variante denominada Uno 55 pasaba a ser Uno 60.
La prueba comparativa enfrentaba al más lujoso y potente de los Volkswagen Santana de Seat, al GX 5 (2.163.370 pesetas), a un veterano Peugeot 505 GTI (2. 072.613 pesetas), cuyo menor precio le hacía ser preferible. El 505 GTI demostraba unos frenos potentes, un motor brioso de 130 CV y un buen comportamiento, todo con la contrapartida de un ralentí inestable, un interior sobrio en exceso y un consumo no muy módico de, por ejemplo, 12,8 litros cada 100 km de ciudad. El Santana destacaba por el manejo de su caja de cambios, la calidad de su acabado y su consumo de 7,4 litros cada 100 km a 120 km/h, no brillando mucho sus frenos, su posición de conducción y su interior sobrio.
También se probaba una excelente y muy cara berlina, lujosa y económica a la vez, el Mercedes 250 D, el cual evidenciaba cualidades como su bajo consumo de sólo 8,9 litros de gasoil cada 100 km ciudadanos, su silencio de marcha -sólo 71,5 db a 140 km/h-, su excelente comportamiento y su gran confort de rodamiento, todo sin olvidarle algún defecto, como, por supuesto, su elevado precio de 4.186.310 pesetas o sus muchas opciones, al igual que su volante demasiado grande o sus asientos de escasa sujeción lateral.
La España del 600 evocaba 1965 y recordaba la visita de los Beatles a la España de los Brincos de Flamenco, Nila o Es como un sueño, y evocaba también otra visita, la de los americanos de Chrysler, que se iban a quedar aquí una buena temporada y que lanzaron al mercado, de la mano de Eduardo Barreiros, un buen coche americano, el potente y lujoso Dodge Dart, que con sus 5 metros de largo y sus 145 CV se convertía en el automóvil más potente y vistoso de su época en nuestro mercado.
La noticia deportiva se refería al GP de F 1 de Detroit, donde se imponía Rosberg con su Williams Honda. Aquí, en España, en el Rally de Tenerife, el ganador era el Renault 5 Turbo de Sainz y Boto.
Xavier Domingo viajaba al violento Nueva York de Mike Hammer, un detective yanqui que triunfaba aquellos días en nuestra TV, un duro que se alimentaba de hamburguesas, cuya carne en esa ciudad era más que pasable.






Sigue Motor16
Salon