viernes, 7 octubre 2022

La razón por la que los coches nuevos tienen un volante tan pequeño como el del Coche Fantástico

No se trata de una nueva moda, sino de una tendencia que ha llegado para quedarse. Los volantes de los nuevos coches son cada vez más pequeños y con forma de mariposa.

Este tipo de volantes, a la vez, aglutinan decenas de funciones que desaparecen del salpicadero del coche. Es como si los fabricantes se hubieran inspirado en el volante del Kitt, el Coche Fantástico, la serie de televisión con Michael Knight que causó furor en los años 80. Una evolución por la que ya han pasado los Fórmula 1.

Los volantes de los nuevos coches tienden a desaparecer

Obviamente en este tipo de cambios siempre hay un motivo estético. Pero más allá de lo estético se trata de una necesidad real y de una evolución marcada por la evolución de los tiempos y la tecnificación de los coches.

Volante F1
Volante de F1 tipo mariposa y con decenas de funciones


Parece mentira, pero el volante tienen a su desaparición. Con el paso del tiempo el volante ha pasado de ser el gran protagonista del salpicadero a un elemento más que pierde importancia mientras los sistemas de conducción autónoma cobran protagonismo.

Cada vez más pequeños y escamoteables

El volante desaparece en favor de un apéndice de pequeño tamaño que sólo usaremos puntualmente cuando la conducción autónoma sea una realidad y sea el propio coche el que se haga con los mandos de la situación.

Esto ocurre cada vez con mayor frecuencia. De hecho en la actualidad hay muchos momentos en los que nuestra única misión al volante es prestar una ligera atención para verificar que la maniobra del coche es correcta. Pero en ningún caso tenemos que intervenir.