Volvo XC90. El coche más seguro de 2015
Los mejores del año en EuroNCAP

Volvo XC90. El coche más seguro de 2015

El Volvo XC90 destaca como el coche más seguro de 2015, además de anotarse ese título entre los grandes SUV. En el resto de segmentos se imponen Mercedes GLC, Infiniti Q30, VW Touran, Ford Galaxy/S-Max y Mazda MX-5, con los empates de Jaguar XE y Toyota Avensis y Honda Jazz y Suzuki Vitara.

María Jesús Beneit

María Jesús Beneit

17 de Enero 2016 13:39

Comparte este artículo: 0 0

Con los mejores resultados de 2015 (97 % de los puntos en ocupantes adultos y 100% en sistemas se ayuda a la conducción), el Volvo XC90 aparece como el coche más seguro de los más de cuarenta vehículos testados el pasado año por EuroNCAP. Además, el buque insignia de la marca sueca es también el mejor todocamino grande en lo que a seguridad se refiere.

Empate en seguridad

Hay otros siete vencedores, con un empate entre Jaguar XE y Toyota Avensis entre las berlinas medias, en el que se impone el Jaguar por ser su equipamiento estándar. También Honda Jazz y Suzuki Vitara acaban en los puntos entre los coches de tamaño pequeño, pero es el Honda el "mejor de la clase" por sus avanzados sistemas de seguridad.

Sin rivales, al Mercedes-Benz GLC le corresponde el honor de ser el más seguro de los SUV compactos y entre los monovolumenes el titulo de más seguro se lo anotan el Volkswagen Touran, entre los pequeños, y el Ford Galaxy/S-Max, que bate por poco al Renault Espace entre los grandes.  Por su parte, el Infiniti Q30 ocupa el primer lugar de los compactos, gracias a sus buenos resultados en todas las áreas de evaluación y su capó activo, que le ayudó a estar entre los mejores de 2015 en protección de peatones.

Además de los cinco estrellas mencionados, en el «mejor de su clase» entra también el Mazda MX-5, un modelo que saldó el examen con cuatro estrellas pero ocupa la primera posición en su tabla por ser es el mejor de los descapotables.

Más modernos, más seguros

EuroNCAP destaca que los resultados del año ponen en evidencia las marcadas diferencias entre los nuevos coches desarrollados con las últimas tecnologías de seguridad y los más antiguos que, pese a la constante actualización que realizan los fabricantes, están a la zaga de los líderes.

El consorcio europeo también explica la diferenciación por clases y año de la prueba, porque las estrellas no se pueden comparar directamente entre las diferentes categorías y los protocolos evolucionan y se endurecen con la introducción de nuevos requisitos, como la nueva prueba totalmente frontal incluida en 2015 o la efectividad de los sistemas automáticos de frenada en la protección de peatones, que formará parte de la calificación este año.

Cómo se hace la clasificación

Para definir el mejor en su clase, se realiza un cálculo ponderado de la suma de las puntuaciones conseguidas por cada modelo en cada una de las cuatro áreas de evaluación: ocupantes adultos, niños, peatones y sistemas de seguridad. El resultado es la base para la comparación de los vehículos, aunque algunas categorías no llegan a estar representadas en la lista de seguridad anual  cuando son muy pocos coches de esa categoría testados en el año.

Artículos recomendados

Sigue Motor16