lunes, 8 agosto 2022

Toyota Land Speed Cruiser Concept. El crossover más rápido del mundo

Cuatro son los crossover que actualmente se disputan el galardón del SUV más veloz del planeta, por lo menos en lo que a vehículos “de serie” se refiere. Ese título cae en manos del Bentley Bentayga con una punta de 301 km/h. Le sigue el Porsche Cayenne Turbo S con 284 km/h y al rebufo le van los Maserati Levante S con 264 km/h y Range Rover Sport SVR con 260 km/h.

Superan los 250 km/h

En esa melé se posicionarían máquinas como los Audi SQ7, BMW X5 M, BMW X6 M, Mercedes-AMG ML63 S… Pero todos estos aquí mencionados cuentan con limitador de velocidad a 250 km/h.

Estas cifras son simplemente irrisorias si se comparan a donde quieren llegar con este Toyota Land Speed Cruiser Concept, una máquina desarrollada por los especialistas de TRD (Toyota Racing Development) y que se ha presentado en el SEMA de Las Vegas.

La división deportiva de Toyota toma como punto de partida un Toyota Land Cruiser 200, un crossover que acaricia los cinco metros de largo y que supera las 2,5 toneladas de peso. Bajo su capó delantero se esconde una verdadera obra de la ingeniería, un corazón 5.7 V8 que de serie se conforma con una potencia de 380 CV. Eso es sencillamente “bisutería” para TRD, que lo han modificado por completo y para comenzar le han instalado dos turbocompresores firmados por Garrett. Gracias al trabajo realizado, su potencia se eleva hasta unos sorprendentes 2.000 CV. Para digerir semejante potencial también se han tenido que reforzar elementos vitales, como su cambio automático, transmisiones…

Esperan llegar a los 354 km/h

Las suspensiones también son específicas para este Toyota Land Speed Cruiser Concept y acercan su carrocería al asfalto para mejorar su aerodinámica. Para ello también se han ideado nuevos apéndices aerodinámicos y se han eliminado los espejos retrovisores. TRD lo ha equipado con unas llantas forjadas calzadas con neumáticos Michelin Pilot Super Sport y tras ellas hay un potente equipo de frenos heredado de la competición.

Ya en su interior desaparece cualquier elemento de confort y tan sólo encontramos un único baquet con arneses de seguridad. Y para proteger al piloto se ha instalado una jaula de seguridad. Con todo ello se ayuda a rebajar drásticamente su peso. Gracias a todas estas mejoras, esta máquina ya ha conseguido superar los 250 km/h de velocidad punta en sus primeras pruebas, pero se han marcado un objetivo: 354 km/h.