Range Rover Sport SVR, simplemente brutal
EL LAND ROVER MÁS POTENTE Y RÁPIDO DE LA HISTORIA

Range Rover Sport SVR, simplemente brutal

Range Rover Sport SVR; el Land Rover más potente y rápido de la historia llega dispuesto a 'triturar' todos los récords. 550 caballos, 260 km/h y 0 a 100 en 4,7 segundos.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

11 de Agosto 2014 12:04

Comparte este artículo: 6 0

Land Rover ha creado el coche más sorprendente de su historia, al menos si nos atenemos a las cifras que salpican cada una de sus características. El nuevo Range Rover Sport SVR es el Land Rover más potente, más rápido, más deportivo, más... de la trayectoria de la firma británica. Un modelo desarrollado y puesto a punto en el Circuito de Nürburgring, donde ha conseguido, por ejemplo registrar un tiempo por vuelta en el Nordschleife de tan solo 8 minutos y 14 segundos, tal como se puede ver en este vídeo.

Ése dato ya hace gala de lo que el coche es capaz. Por ejemplo, puede acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 260 km/h limitada electrónicamente. Características en las que ha tenido mucho que ver la nueva división SVO de Land Rover, que se encargará de los modelos más deportivos de Land Rover y Jaguar. Unas características que se resumen en la identificación SVR que llevará este Range Rover.

Y también, se verán, por supuesto en las características del coche: 550 CV de potencia y 69,3 mkg de par, transmisión automática ZF 8HP70 de ocho velocidades, tracción a las cuatro ruedas optimizada... Todo en este Range Rover está pensado para ofrecer las mayores y mejores prestaciones. Y no sólo en circuito o carretera; también, por supuesto, cuando el conductor decida afrontar zonas de todoterreno. 

La mejora de las prestaciones viene no sólo del motor potenciado, sino también de un chasis ligero y robusto realizado en aluminio, con lo cual consigue mantener el peso en unas cifras razonables para que luego las prestaciones no se vean comprometidas. En concreto, este bastidor monocasco consigue rebajar el peso un 39 por ciento respecto al anterior modelo

También ofrece novedades tecnológicas como un escape activo en dos etapas con control eléctrico que ofrece, a alto régimen, un sonido que recuerda a los automóviles de competición, sin perjudicar en ningún momento el refinamiento durante la conducción relajada. 

Y unas llantas de aleación opcionales de 22" con neumáticos 295/40 R22 Continental SportContact optimizan el rendimiento y mejoran aún más el comportamiento del Range Rover Sport SVR. El equipamiento de serie incluye las nuevas llantas de aleación de 21" que, combinadas con los neumáticos 275/45 R21, ofrecen una incomparable capacidad todoterreno.

Motor V8 sobrealimentado

Pero sin duda, la gran estrella del coche está bajo el capó, con un motor V8 sobrealimentado de 5.000 cc, realizado completamente en aluminio con camisas de los cilindros, en hierro fundido, y tapas de los cojinetes principales, de pernos cruzados, proporcionan una combinación de robustez, rendimiento y refinamiento sin igual.

Cuenta con un sistema de gestión electrónica de Bosch que ha recalibrado la válvula electrónica del compresor para aumentar la presión de alimentación máxima cuando se solicita el máximo rendimiento del propulsor, manteniendo al mismo tiempo la excepcional flexibilidad del motor V8.

Las prestaciones que es capaz de ofrecer también han influido en ciertos aspectos de diseño como la incorporación de entradas de aire en el parachoques frontal de mayor tamaño para aumentar el flujo de aire a los dos intercambiadores de calor, lo que reduce la temperatura del aire presurizado generado por el compresor antes de su acceso al motor para mantener un excelente rendimiento incluso en condiciones extremas.

Un consumo razonable

Y pese a que las prestaciones crecen nada menos que 40 caballos respecto al Range Rover Sport V8, el consumo y las emisiones de CO2 se mantienen en 12,8 l/100 km y 325 g/km de gasto medio. Cifras altas, sí, pero nada descabelladas para el tipo de modelo del que hablamos. Ayuda a redondear esta cifra un sistema de inyección directa de alta presión, distribución variable independiente mediante doble árbol de levas y un avanzado sistema Stop/Start inteligente que detiene el motor cuando se encuentra al ralentí y lo reinicia cuando el conductor libera la presión sobre el pedal de freno.

También el cambio automático ZF 8HP70 de 8 velocidades ha sido optimizado para ofrecer un mayor rendimiento. Los tiempos de cambio de marcha se han reducido hasta en un 50% gracias a una interrupción del suministro del combustible extremadamente rápida y precisa al cambiar a una marcha superior, lo que permite que los cambios sean más rápidos, contundentes y extremadamente precisos.

Este cambio cuenta con un sistema de gestión electrónica que aumenta el régimen del propulsor automáticamente en las reducciones de marcha más contundentes para suavizar la transición entre ellas. También cuando detecta que el vehículo se halla trazando una curva, la transmisión mantiene la misma relación de cambio a lo largo de todo el viraje para garantizar una excelente estabilidad. 

Y es capaz de reconocer cuando se trata de una maniobra de adelantamiento y mantiene la relación más corta posible para asegurar una aceleración instantánea que garantice la máxima seguridad y emoción en la conducción. El cambio se puede manejar desde el volante mediante unas levas o empujando hacia delante la palanca de cambios para reducciones de marcha y tirando hacia atrás para cambios a marchas superiores, imitando la lógica de cambio de los vehículos de competición.

Control Antivuelco Activo

El Range Rover Sport SVR también cuenta con suspensión neumática. El sistema Adaptive Dynamics supervisa los movimientos del vehículo 500 veces por segundo, ajustando la fuerza de amortiguación casi instantáneamente en respuesta a las condiciones cambiantes de la superficie de la carretera y a las acciones del conductor. Y ofrece Control Antivuelco Activo trabaja junto con los amortiguadores neumáticos mejorados y el sistema Active Dynamics que ajusta constantemente la amortiguación del vehículo. Cuando su sistema de gestión electrónica detecta el balanceo del vehículo, el Control Antivuelco Activo proporciona un par contrario que mantiene la estabilidad de la carrocería para un mayor disfrute y control del conductor. 

Todas estas características, específicas para carretera, no cambian, sin embargo, las posibilidades 'off road'. Como buen Range Rover, este Range Rover Sport SVR mantiene la altura de la carrocería permanece inalterada, con un intervalo de ajuste de 185 milímetros entre el modo de acceso y la altura todoterreno. El recorrido de la suspensión también sigue siendo idéntico, con un movimiento, de 260 mm en la parte delantera y 272 m en la parte trasera. La profundidad de vadeo es de 850 mm.

Y para poder aprovechar al máximo su capacidad, también ofrece el sistema Terrain Response 2 con seis configuraciones diferentes en función de las condiciones del terreno, que se ajustan con sólo seleccionarlas en una rueda.

Con siete colores disponibles para el exterior, el interior destaca por su acabado sumamente deportivo, con cuatro asientos que ofreen una sujecion lateral adicional y nada menos que 16 regulaciones diferentes. En el interior, el aspecto deportivo y premium se mantiene con unos asientos deportivos que combinan confort y comodidad con una posición firme y segura incluso con la conducción más radical. Los asientos, tanto los delanteros como los traseros están confeccionado en cuero Windsor. El interior está configurado para cuatro ocupantes, aunque hay espacio para un quinto pasajero ocasional. Los asientos traseros se pueden reclinar y también abatir para aumentar la capacidad de un maletero que puede alcanzar los 1.761 litros. 

Artículos recomendados

Sigue Motor16