miércoles, 8 febrero 2023

Ventajas e inconvenientes del techo solar en tu coche

El techo solar de un coche es una cuestión de gustos, y para gustos, como dice el dicho popular, los colores. Hasta su aparición ningún fabricante aporta de serie esta opción, no obstante cuando fue real, su evolución ha sido muy destacada, hasta el punto de que supone un extra y ya en muchos modelos forma parte de la oferta. Es decir te compras este modelo concreto de coche porque de serie viene con el extra. En caso contrario deberás solicitar su instalación al fabricante.

Los inconvenientes de un techo solar

Aerodinámica modificada por el techo solar

Sin embargo, instalar o poner un techo solar en un coche ronda, de media, los 1.000 euros, por lo que conlleva un gasto extra importante. Además, su uso en determinadas circunstancias puede aumentar el consumo del coche, porque si va desplegado genera una mayor resistencia al aire y reduce la aerodinámica del vehículo. Por último, además, en caso de que el techo solar se estropee o quiebre, la reparación es costosa y en algunos casos laboriosa.

  • Aislamiento. Las temperaturas extremas afectarán en mayor medida al interior del habitáculo, pese a contar con cortinas aislantes y diferentes filtros. Por ello, con el calor se calentará más que con un techo tradicional y el frío se filtrará en el vehículo con mayor rapidez.
  • Consumo. Aunque no es un factor determinante, esta estructura cuenta con un mayor peso para el vehículo. Esto aumentará su consumo y, por tanto, su gasto en combustible.
  • Menos altura. Este tipo de techos ofrecen una sensación amplitud, pero en su instalación se pierden algunos centímetros de altura.
  • Coste del seguro. A la hora de contratar un seguro, esta característica puede hacer necesario revisar la cobertura de lunas y, en caso de no estar incluida en la póliza, contratarla, ya que cubrirá los daños que puedan producirse en el cristal. Esto conlleva un incremento en el precio del seguro.

    El techo solar en el mercado de automóviles

    techo solar panoramico

    El techo solar es una opción que está disponible en todo tipo de coches, aunque suelen ser más recurrentes en SUV 4X4 como el Nissan X-Trail, el Mercedes Clase GLA, el Ford Kuga o el Kia Sportage. En los coches más pequeños, el techo solar ayuda a que el interior parezca más grande y en todos los casos, esta solución aumenta la superficie acristalada del vehículo, permitiendo una mayor entrada de la luz natural.

    Existen diferentes tipos de techo solar con prestaciones diferentes, ya que mientras que algunos no permiten la entrada de aire fresco otros sí tienen una abertura en el techo del coche. Los hay automáticos o manuales, pero también los hay corredizos y fijos. De igual modo, los techos solares de los coches están disponibles en distintos tamaños y diseños, según el tipo de coche.

    Las posibilidades son muchas, al igual que sus materiales, porque hay diferentes niveles de techos solares, puesto que algunos tienen láminas en las lunas para filtrar los rayos UV, así como los deslumbramientos o las miradas no deseadas.