domingo, 2 octubre 2022

¿Te sobran 920.000 euros? Pues puedes comprarte el F-150 Hoonitruck de Ken Block

Si en tu cuenta corriente tienes 1.100.000 dólares (920.000 euros) con los que no sabes que hacer, igual no es mala idea hacerte con este impresionante Ford F-150 Hoonitruck para vacilar por tu vecindario. Y es que el protagonista junto al piloto Ken Block de sus famosas Gymkhana 10, Climbkhana Two y The Gymkhana Files, ahora está a la venta por medio del concesionario LBI Limited, quien asegura en su anuncio que en su día se gastaron más de 1,5 millones de dólares (1.250.000 euros) en su construcción, que corrió por parte de los expertos de Detroit Speed.

Este vehículo único esconde bajo su capó delantero el mismo corazón 3.5 V6 EcoBoost que utilizan los Ford GT que compitieron en las 24 Horas de Le Mans. En realidad el motor empleado en este Hoonitruck fue uno de los usados por Ford Performance como prototipo de pruebas. Ahora bien, en esta ocasión se añade un nuevo colector de aluminio impreso en 3D y otros detalles que permiten llevarlo hasta los 920 CV de potencia y los 915 Nm de par motor. Todo ello se manda a sus cuatro ruedas por medio de un cambio secuencial de seis velocidades creado por Sadev.

Invirtieron más de 1,5 millones en su construcción

Junto a ese motor, este F-150 Hoonitruck cuenta con un chasis tubular y una carrocería de aluminio fabricada a mano, además de una elaborada suspensión ideada por el especialista KW, llantas forjadas exclusivas…

Motor16

Dentro encontramos lo imprescindible para disfrutar de la conducción, como un salpicadero en fibra de carbono, material en que Recaro fabrica sus impresionantes asientos Profi SPA. También cuenta con arranque remoto FordPass y otros detalles tecnológicos. Y por si no fuera suficiente para convencerte de su adquisición, con este F-150 Hoonitruck se incluye un bloque motor de repuesto, una carrocería de reemplazado, llantas extra

Y es que desde que a comienzos de este año Ford y el piloto Ken Block separaran sus caminos, Block ha estado desprendiéndose de algunos de sus más preciados juguetes, como dos Ford Fiesta y el espectacular Ford RS200 Evo de 1986.