Skoda Octavia Scout 2020. Aventurero refinado
TERCERA GENERACIÓN

Skoda Octavia Scout 2020. Aventurero refinado

Ya está aquí la tercera generación del Skoda Octavia Scout, el aventurero de la familia que llega con nuevo diseño, más tecnología, tracción delantera y total y potencias entre 115 y 200 caballos.

Redacción

10 de Junio 2020 08:00

Comparte este artículo: 4 3

El Skoda Octavia no es solo el modelo de mayor éxito en la historia de la marca checa. También es el precursor de un tipo de coches que se han convertido en tendencia en Skoda y que han convertido a los modelos de la marca checa en unos de los preferidos por los que buscan un estilo de vida activo y aventurero. Los modelos Scout comenzaron su historia en 2007, con el primer Octavia Scout. Y ahora, cuando la nueva generación del Octavia está llegando al mercado, el Scout vendrá a coronar esa gama por el lado de la vida activa.

En esta nueva generación del Octavia Scout habrá cosas que cambian y otras que permanecen. Se mantiene invariable el estilo aventurero, aunque la imagen ahora es más refinada con los rasgos del nuevo Octavia. Sigue teniendo como señas de identidad el estilo todoterreno con las protecciones en la carrocería, la mayor distancia al suelo, un diseño práctico y funcional o la tracción total.

El estilo exterior se remarca por unos paragolpes delanteros y traseros distintivos, por la protección de aluminio debajo de la carrocería, y unos adornos de plástico negro adicionales en los pasos de rueda, los umbrales laterales y en la parte inferior de las puertas. Y se remata con las llantas de aleación Braga de color plateado de 18 pulgadas que se ofrecen de serie o las de aleación Manaslu de 19 pulgadas disponibles opcionalmente. Los difusores delanteros y traseros, los rieles del techo y los marcos de las ventanas tienen un acabado plateado, al igual que las carcasas de los espejos retrovisores eléctricos, plegables y con calefacción que incluyen una función de atenuación automática.

Con asientos ergonómicos

En el interior también cuenta con un estilo propio, con una gran sensación de amplitud gracias a un tablero rediseñado en diferentes niveles con una pantalla central grande e independiente que mide hasta 10 pulgadas. La consola central está adornada con detalles cromados, que también se pueden encontrar en los tiradores de las puertas. Y el logotipo Scout se puede ver en el tablero de instrumentos, en los asientos ThermoFlux. Cuenta con pedales con un acabado de aluminio, mientras que su tapicería, el volante, los reposabrazos y el tablero de instrumentos vienen con costuras en contraste.

Capítulo aparte merecen sus asientos que serán comunes, aparentemente al resto de la gama y cuentan con un diseño ergonómico y cuentan con la certificación de la Aktion Gesunder Rücken (AGR), asociación que promueve la investigación y la prevención del dolor de espalda.

Y entre las cosas que cambian -y evolucionan- la primera es precisamente esa, el tipo de tracción, pues además de tracción total por primera vez, en opción se ofrecerá con tracción delantera. Mejora sus capacidades fuera de carretera con el paquete Rough-Road de serie, que incluye protección en los bajos de la carrocería y 15 mm más de distancia al suelo. Y su capacidad como vehículo de ocio, por ejemplo para arrastrar un remolque se aprecia en un dato: con el motor 2.0 TDI de 200 caballos puede tirar de un remolque que pese hasta 2.000 kilos.

Sus dimensiones también evolucionan. Como el resto de la nueva familia Octavia, este Scout -que ya habíamos visto hace meses en unas fotos filtradas- crece hasta llegar a los 4,70 metros de longitud y 1,82 de anchura. También el maletero ofrece mayor capacidad pues crece 30 litros hasta llegar a los 640 como cifra de partida.

El diésel más potente de la historia de Skoda

Hay novedades en el apartado de motores, donde va a contar con un 2.0 TDI evolucionado. Un motor con 200 caballos de potencia y 400 Nm de par que se convierte en el motor diésel más potente en la historia de la gama Skoda hasta la fecha. Este propulsor se combina con la tracción total y el cambio automático DSG de doble embrague y siete velocidades.

El resto de la gama mecánica está compuesta, en gasolina, por un 1.5 TSI de 150 caballos y cambio manual de seis velocidades; una versión e-TEC -con hibridación ligera- de este mismo motor con transmisión DSG de siete marchas. Ambos estarán disponibles con tracción delantera -aunque también podrian disponer de tracción total, pues no está especificado en el comunicado. El tope de gama en gasolina será el 2.0 TSI de 190, este con tracción total y cambio DSG.

En cuanto a los diésel, además del mencionado tope de la gama, se ofrece un 2.0 TDI de 115 caballos con cambio manual de seis velocidades con tracción delantera -y la duda de la tracción total- y un 2.0 TDI con 150 caballos, tracción total y cambio DSG.

No parece previsto, al menos no se ha anunciado, que la tecnología híbrida enchufable de la que va a hacer gala el Skoda Octavia iV se vaya a utilizar en este Scout. Pero esto puede cambiar con el tiempo.

A partir del mes de julio, cuando se produzca la presentación oficial podremos tener más datos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon