martes, 31 enero 2023

Skoda Octavia. Máximo confort gracias a sus nuevos asientos ergonómicos

A principios de año aterrizaba en el mercado español la cuarta generación del exitoso Skoda Octavia, una generación que llegó con importantes cambios y que estádisponible desde 20.650 euros.

Una de las novedades más importantes la encontramos en su interior, más concretamente en sus asientos ergonómicos con el sello de garantía AGR «Probado y Recomendado» de la «Aktion Gesunder Rücken», una asociación que se encarga de promover la investigación y la prevención del dolor de espalda.

Estos asientos, disponibles por primera vez en el Octavia con el acabado Style, disponen de longitud y altura eléctricamente ajustables, una superficie de asiento extensible y calefactada, soporte lumbar, sistema de calefacción de serie y una función de ventilación. Con todo ello, proporcionan un confort superior con lo que pueden evitar dolores de espalda, tensión, problemas cervicales o dolores de cabeza.

Recomendaciones de la AGR

Para evitar todos esos problemas mencionados anteriormente, la AGR ha hecho una serie de recomendaciones sobre cómo colocarnos frente al volante:

– El conductor debería mover la parte baja de la espalda hasta el fondo del asiento y, mientras ajusta la distancia del asiento, debería asegurarse de que sus piernas están ligeramente plegadas cuando pisa los pedales.

– El asiento puede inclinarse y su longitud puede ajustarse de manera que los muslos reciban el apoyo adecuado. Debería quedar un espacio de 2 o 3 dedos entre la parte interior de las rodillas y la parte frontal del asiento.

– El soporte lumbar debería ajustarse de manera que aguante la espalda a la altura de la cintura, evitando así que la pelvis se incline hacia atrás.

– Cuando se incline el respaldo, el conductor debería ser capaz de alcanzar el volante con los brazos ligeramente plegados; los hombres deberían permanecer en contacto con el respaldo del asiento, incluso durante las maniobras de giro.

– El reposacabezas debería estar prácticamente en contacto con la parte alta de la cabeza.

– Cuando se ajuste la altura del asiento, es aconsejable mantener una distancia de diez centímetros entre la cabeza y el techo.