miércoles, 5 octubre 2022

Shelby GT Mustang. Una bestia creada por Shelby American y con 700 CV

Cualquiera que al otro lado del océano tenga en su poder un Ford Mustang que haya sido fabricado a partir del año 2018, puede poner rumbo a las instalaciones del especialista Shelby American para que se lo transforme en este impresionante Shelby GT Mustang por unos módicos 24.995 dólares, que son algo así como unos 20.600 euros. Aunque si lo prefieres, este especialista te entrega el vehículo completo desde 62.310 dólares, lo que equivale a 51.300 euros. Y para que te puedas hacer una idea, eso es lo que en España cuesta un Audi TT 45 TFSI Quattro S tronic, que sin duda alguna es un sensacional vehículo, pero que se conforma con 2.0 TFSI de 245 CV de potencia… Y este 'pony car' le supera en 455.

Y es que para que te hagas una idea, debajo del capó de este Shelby GT Mustang se esconde el conocido propulsor Coyote, un bloque 5.0 V8 atmosférico que originalmente genera 480 CV, potencia que el especialista Shelby American lleva hasta los 700 CV gracias a que le equipa un compresor volumétrico desarrollado por Ford Performance, un nuevo sistema de admisión de aire, una nueva gestión electrónica, un sistema de escape desarrollado junto a Borla… Y aunque no se dan detalles de sus prestaciones, puedes imaginar que esta criatura no será precisamente lenta.

Esconde mejoras en su chasis

Ese potencial se doma gracias a las mejoras que Shelby American hace en el chasis, porque este Shelby GT Mustang incluye nuevos muelles y barras estabilizadoras más rígidas, las cuales corren por cuenta de Ford Performance. Si esto no fuera suficiente, Penske, el mismo con el que Porsche se acaba de aliar para desarrollar su bólido para la categoría LMDh del WEC, ha ideado unas suspensiones específicas y totalmente regulables.

Motor16

Tras sus exclusivas llantas de 20 pulgadas y calzadas con neumáticos de altas prestaciones se esconde un sensacional equipo de frenos que llega firmado por Brembo. Este incluye en su eje delantero pinzas de seis pistones, mientras que detrás se conforma con cuatro. Por si no fuera suficiente, los discos, ahora perforados, tienen un diámetro mayor que los de serie.

Manual o automático. Fastback o Convertible

Estéticamente será imposible pasar desapercibido con este Shelby GT Mustang, el cual luce un capó delantero personalizado para la ocasión, que cuenta con nuevas tomas de refrigeración. También hay una parrilla delantera exclusiva, faldones laterales, un alerón posterior, franjas al más puro estilo Le Mans recorriendo su carrocería… Mientras que por dentro, aparecen unas alfombrillas personalizadas y diferentes emblemas que dan una idea de su singularidad.

Esta criatura se ofrecerá con cambio manual de seis velocidades o con el automático de 10 relaciones, sin pasar por alto que Shelby American te lo ofrecerá con carrocería Fastback (el de las imágenes) además de con carrocería Convertible, la cual puede equiparse también con la singular cubierta trasera que lucían los Shelby Super Snake y que le aportaba un toque Speedster al cubrir los asientos posteriores.