martes, 16 agosto 2022

El secreto para quitar un arañazo del coche sin tener que ir al taller

Tener el coche impoluto es uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier conductor. El polvo, la lluvia o los excrementos de los pájaros hacen prácticamente imposible que los coches que se aparcan en la calle permanezcan limpios. Es todavía peor si no duermen en garaje, pero hay algo todavía peor que la suciedad: los arañazos. Lo bueno es que hay un secreto para quitar un arañazo sin tener que ir al taller.

Las rayas en la carrocería aparecen tarde o temprano en casi cualquier coche. Ya sea por calcular mal al estacionar y arrimarse más de la cuenta a una columna, porque al abrir el coche de al lado golpean en nuestro con la puerta del suyo o porque algunos conductores aparcan al toque. Incluso algunos vecinos se dedican a arañar automóviles para manifestar sus desavenencias con el resto.

Evita dar un parte al seguro

Sea como sea, que el coche se raye es muy molesto, porque afea la estética del coche y porque obliga a pasar por el taller. El perjuicio no es tan grande si el vehículo tiene seguro a todo riesgo, al menos en términos económicos. Pero, aunque no haya que gastar dinero extra en el arreglo, conlleva perder el tiempo.

Otros talleres pueden dar el parte automáticamente, por lo que el proceso se acorta considerablemente. En caso de tener una póliza a todo riesgo con franquicia, hay que pagarla para llevar a cabo el arreglo y quitar un arañazo. Y, además de pagar, hay que enfrentarse al proceso anterior, por lo que ya hablamos de una pérdida de dinero y de tiempo. Es todavía peor si la póliza del seguro es a terceros. De esa forma, el arreglo puede llegar a costar un ojo de la cara, todo depende de la gravedad del arañazo.