miércoles, 8 febrero 2023

Así puedes reparar la luna de tu coche

La luna del coche es uno de los elementos de seguridad más importantes de un vehículo. No debe presentar ninguna imperfección, y ante el más mínimo desperfecto tienes que repararla. Cualquier pequeño desperfecto del cristal reduce la resistencia del parabrisas en un 70 %.

La luna cumple una función vital de protección en un accidente, y si el cristal no está en perfecto estado, el vehículo puede aplastarse más fácilmente en caso de impacto. Por ello no debemos subestimar el estado de los parabrisas y tratar siempre de que estén en perfecto estado.

Comprueba que las lunas no tengan ningún desperfecto

Hay que tomarse muy en serio el estado óptimo de los cristales del automóvil. A parte de los riesgos derivados de una mayor probabilidad de aplastamiento del coche en un accidente, existe un factor principal que debes tomar en consideración: unas lunas en mal estado reducen la efectividad del airbag del vehículo.

Por todo lo anterior, no debes pasar por alto ningún desperfecto presente en el parabrisas de tu coche y tienes que llevarlo al taller para que acometan una reparación lo más pronto posible. No hacerlo deviene en un riesgo totalmente innecesario para la integridad de los ocupantes del vehículo.

El truco del vinagre para los cristales del coche