jueves, 1 diciembre 2022

La manera correcta de regular el volante de tu coche

¿Acabas de comprar un coche nuevo? ¿Es la primera vez que lo haces? Pues apúntate la regla número uno: la mejor manera de tener el mejor control sobre él es que el volante esté en la posición ideal para ti. Para ello, lo tienes que regular a la perfección.

Adaptar el volante a tu cuerpo y postura es un ejercicio tan específico que puede que no sea necesariamente la posición más cómoda para otras personas que conduzcan el mismo coche, pero esa posición tan particular significará que estarás mucho menos cansado tras hacer viajes largos. Además, tendrás mejor visibilidad en tus puntos ciegos y reducirás el riesgo de lesión en un accidente.

¿Cuál es realmente la función del volante?

Obviamente, el volante y el sistema al que se conecta controlan principalmente la dirección de un vehículo. Convierte los comandos casi continuos del conductor en movimientos giratorios de las ruedas delanteras del coche. El movimiento del conductor pasa a través de mecanismos hidráulicos en el sistema de dirección, y finalmente llega a los neumáticos que tocan la carretera.

Los volantes modernos también suelen tener funciones accesorias integradas, como es el caso del control de crucero, sistema de audio y volumen, ajuste de posición, entre otros. Si anteayer tu cuñado se ha comprado un KIA, por ejemplo, te habrá contado que tiene dirección asistida electrónica… y le ofrecerá una conducción bastante más suave. Pero antes de dar un volantazo al tema principal, quédate para saber más sobre la importancia del timón de nuestro coche.

Distancias cortas