jueves, 18 agosto 2022

El precio de la gasolina arruina tus vacaciones. Hasta 224 euros de diferencia

El precio de la gasolina sigue disparado. Día a día se marcan registros históricos y ya se habla de que en pleno verano el precio del litro podría llegar a los 3 euros. Sería catastrófico de cara a la inflación, que superaría el 10 por ciento según los expertos. El problema es que este año, pase lo que pase, tus vacaciones en coche te van a salir mucho más caras. ¿Sabes cuánto más? Hemos calculado el coste con respecto a años anteriores y da taquicardia. Desplazarte a Cádiz desde Madrid supone un sobrecoste de hasta 224 euros. Te lo detallamos todo a continuación. Prepara el bolsillo.

Diferencia entre las ‘oficiales’ y las ‘low cost’

Todavía hay una diferencia de precio sustancial a la hora de repostar combustible en tu coche. El precio en las estaciones de servicio tradicionales es bastante más elevado que en las gasolineras denominadas ‘low cost’. No tengas miedo por la calidad del combustible porque no castigará el motor de tu vehículo. Todas ellas cumplen con un mínimo en su normativa exigido por la Administración.

Las diferencias de precio se producen porque suelen estar ubicadas en sitios menos ‘cómodos’, a las afueras de los núcleos urbanos, y no tienen personal para atenderte, incluso a la hora de pagar. Además en muchos casos se ofrecen tarjetas de fidelización a la compra que también se traduce en importantes descuentos.

El precio de la gasolina varía entre las estaciones oficiales y las 'low cost'.

Y te harán falta. El Gobierno ha prorrogrado hasta el próximo 30 de septiembre el descuento de 20 centímetros por litro. Todavía no se sabe si el descuento será como el aplicado hasta el momento, es decir, universal a todos los usuarios. Se baraja la posibilidad de que la rebaja afecte sólo a los transportistas, agricultores y colectivos profesionales que dependan directamente del combustible en su tarea.

También se podría aplicar a las personas con rentas y recursos más modestos, aunque esto todavía está encima de la mesa y sería complicado a la hora de gestionarlo a pie de gasolinera.

En cualquier caso el precio sigue disparado. Desde que estallara la guerra en Ucrania el sobrecoste ronda ya el 30 por ciento. Rusia es uno de los principales exportadores de crudo y el conflicto, junto a las sanciones impuestas por la Unión Europea, juegan en nuestra contra. Por eso, pese a los esfuerzos del Gobierno, parece que tendremos que hacernos a la idea de que habrá que pagar un precio que estará rondando los tres euros en apenas unos días.