Porsche 935. Regresa una leyenda, regresa Moby Dick
77 EXCLUSIVAS PIEZAS

Porsche 935. Regresa una leyenda, regresa Moby Dick

La firma de Zuffenhausen se ha querido autoregalar esta impresionante criatura que han presentado en Laguna Seca y que está inspirada en el legandario Porsche 935/78, una máquina de competición que fue apodada 'Moby Dick'.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter Google+

30 de Septiembre 2018 23:00

Comparte este artículo: 1 9 0

Estos días está teniendo lugar en el emblemático trazado de Laguna Seca, California, el prestigioso evento 'Rennsport Reunion' que atrae a oleadas de amantes de los Porsche clásicos, pero sobre todo a los amantes de las legendarias máquinas de competición de la firma de Zuffenhausen.

Pues en ese escenario es donde han presentado al mundo entero este impresionante Porsche 935, un deportivo que sólo se podrá utilizar dentro de los circuitos y que sirve de colofón al año en el que la marca alemana celebra sus 70 años de historia.

Inspirado en el legendario Moby Dick

Para crear semejante criatura, los diseñadores de la marca alemana han tenido total libertad y su punto de inspiración ha sido el legendario Porsche 935/78, una máquina de competición que en su época fue apodada como 'Moby Dick'.

Toma como punto de partida un deportivo de la talla del nuevo Porsche 911 GT2 RS, una criatura de altas prestaciones que en España ya tiene un precio de partida de 326.934 euros. Ahora bien, su carrocería ha sido completamente reemplazada por esta tan aerodinámica, la cual está fabricada en fibra de carbono para ajustar al máximo su peso, porque esta máquina pesa sólo 1.380 kilos. Eso son 90 kilos menos que el vehículo 'donante'. De toda ella sorprende su alargada zaga, la cual estira su carrocería hasta los 4,87 metros de largo, cuando un Porsche 911 GT2 RS se conforma con 4,55 metros. Curiosamente su distancia entre ejes se estira de 2.453 a 2.457 milímetros.

Decir que también se ensancha hasta los 2,03 metros, incluyendo sus espejos retrovisores, los cuales son heredados de los que utilizan los Porsche 911 RSR ganadores en Le Mans. También de un vencedor en Le Mans, el Porsche 919 Hybrid, toma prestadas las luces LED de su zaga, precisamente donde la firma alemana ha colocado un alerón que mide 1.909 milímetros de ancho y 400 milímetros de profundidad. Esta pieza es vital en la aerodinámica de semejante criatura, que también presume de una llantas carenadas, que son monotuerca.

Tiene 700 CV de potencia

Para impulsar a esta máquina también se apuesta por el corazón 3.8 Biturbo que emplean los Porsche 911 GT2 RS. Y también mantiene sus 700 CV de potencia, que exclusivamente son enviados a las ruedas posteriores por medio de una transmisión automática del tipo PDK con 7 velocidades. Este conjunto se acompaña de un diferencial autoblocante, así como de un sistema de escape fabricado en titanio.

Para detener a esta criatura Porsche confía en un equipo de frenos heredado de la competición, donde delante hay pinzas de aluminio forjado con seis pistones y discos rayados de acero de 390 milímetros de diámetro. Detrás hay pinzas de cuatro pistones y discos de 355 milímetros.

Su interior se ha modificado para la competición y sólo hay la instrumentación necesaria y un único asiento con arneses de seguridad. Como opción se puede pedir un segundo asiento, así como un sistema de climatización. Como guiño al pasado, el selector del cambio (también hay levas tras el volante) se fabrica en madera laminada, como sucedía en los Porsche 917, Porsche 909 Bergspyder o los Porsche Carrera GT.

Su sofisticado sistema de electrónica permite infinidad de configuraciones diferentes e incluso permite desconectar todo para disfrutar al máximo dentro de un circuito, pues ese es el hábitat de esta máquina de la que tan sólo se van a fabricar 77 unidades. Y cada una de ellas se va a vender por 701.948 euros, sin tener en cuenta los impuestos pertinentes.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16