Peugeot 308 1.2 THP 130 CV. Infatigable viajero
A UN PASO DEL FINAL

Peugeot 308 1.2 THP 130 CV. Infatigable viajero

Y son ya 40.000 los kilómetros que hemos recorrido con este especialista en viajes que es el Peugeot 308 1.2 Puretech 130 CV S&S. La mala noticia es no poder estar todo el día al volante descubriendo lugares como los que hemos visitado. La buena, que el coche sigue como el primer día, sin un sólo fallo. Hemos vuelto a Portugal y hemos recorrido media España.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

30 de Enero 2015 13:13

Comparte este artículo: 0 0

Cinco meses ha sido el tiempo necesario para recorrer 40.000 kilómetros con el Peugeot 308 1.2 Puretech de 130 caballos, un kilometraje que un usuario normal habría tardado en realizar alrededor de dos años y medio. Y es que nuestro protagonista no ha parado ni va a parar un momento mientras dure la prueba.

Ha pasado por diez conductores diferentes

El equipo encargado del rodaje está compuesto esta vez por no menos de diez personas entre probadores profesionales y conductores ocasionales pero experimentados. Siete hombres y tres mujeres que se han ido alternando el volante del compacto de mayor calidad que Peugeot haya fabricado jamás. Además, el 308 sometido a prueba juega con el factor sorpresa de una forma controlada. Y algunos de estos conductores, muy experimentados pero poco familiarizados con las más recientes tecnologías, han caído en sus redes. Y es que nos hubiera gustado grabar en vídeo la cara de sorpresa de alguno de ellos al decirle que conducía un coche con motor de 3 cilindros. Una información que se daba a conocer tras un buen rato de viaje y después de haber escuchado del conductor numerosos piropos sobre sus excelencias, como la suavidad, el silencio de marcha o la gran capacidad de respuesta de este propulsor. Pero la tecnología de este gran motor no ha sido lo único del coche que ha sorprendido. En un viaje a La Rioja alavesa, el probador coincidió en una de sus paradas con una pareja de la Ertzaintza, la policía autonómica del País Vasco, con su Nissan Patrol GR corto. Cuando vieron el coche rotulado enseguida se acercaron a interesarse por el coche y la prueba que realizamos ya que, curiosamente, eran entusiastas lectores de Motor 16 y ya habían leído alguna de las primeras entregas de este test de fiabilidad. La pareja de policías analizó casi con lupa la calidad del compacto francés y se quedaron gratamente sorprendidos, al igual que les gustó mucho su pantalla táctil y sus posibilidades de conectividad.

Seguimos recorriendo toda la península

En otro viaje, el 308 se desplazó hasta los Arribes del Duero, y en concreto a la población portuguesa de Miranda do Douro, entrando desde Zamora. Allí el paisaje es impresionante por las profundas incisiones de los ríos Duero y Águeda que sirven de frontera natural entre España y Portugal y que dividen una zona de idénticas características entre ambos países. El Duero y sus afluentes son el elemento común y nexo de unión de todo un territorio que se extiende linealmente a lo largo de más de 120 km y forma dos parques naturales, el Parque Natural de los Arribes del Duero, y en la zona portuguesa, el Parque Natural del Duero Internacional. El fuerte desnivel provocado por el Duero y sus afluentes, unido a otros factores como la impermeabilidad del terreno, la escasa población y la alta rentabilidad económica de la energía hidroeléctrica, han provocado una inusual concentración de presas y embalses en este territorio, obras faraónicas rodeadas de una increíble fauna que recorrimos una a una con el 308 sometido al test. A la vuelta acudimos a la población de Pino de Oro a contemplar el espectacular puente sobre el Duero llamado Puente de Requejo. Inaugurado el 15 de septiembre de 1914, este puente de hierro de 450 toneladas cuyo diseño está inspirado en la obra de Eiffel, tuvo un coste de 600.000 de las antiguas pesetas que equivalen a 3.600 euros actuales. El consumo medio logrado en este viaje con medias de velocidad algo más elevadas de lo normal, ha sido de entre 6,5 y 7 litros cada 100 kilómetros, un gasto especialmente bajo teniendo en cuenta la potencia, su carácter turbo y las medias de velocidad mantenidas.

El Peugeot 308 de nuestra prueba de fiabilidad emprende otros viajes en su imparable maratón, como el que le lleva a Panticosa, en la provincia de Huesca, donde ya se encuentra con unos termómetros cuyo mercurio ha descendido hasta casi 0 grados centígrados. Desde esa población del Pirineo, nuestro protagonista cruza a Francia y se acerca a la bonita población de Eaux Bonnes, ya en el Parque Nacional de los Pirineos. Nuestro compañero de viaje se adapta en segundos a las inclemencias meteorológicas y afronta cualquier situación con garantías. Sus neumáticos comienzan a experimentar cierto desgaste, pero no el suficiente como para que no respondan ante situaciones de baja adherencia. 

De vuelta a Madrid y sin apenas descansar, el interesante modelo francés vuelve a ponerse en carretera casi en la misma dirección, con el objetivo de llegar a la población francesa de Lourdes. Mientras que la vuelta se realiza por el principado de Andorra. El 308 1.2 Puretech de 130 caballos con "Stop/Start" de serie funciona como un reloj. El pedal de embrague ofrece su máximo recorrido, como el de freno, que detiene el coche en distancias muy competitivas. El cambio se muestra preciso y el motor tan dispuesto como siempre. Llega la hora de la siguiente revisión a los 40.000 kilómetros y también la hora de seguir haciendo kilómetros. Llegan las nieves, la niebla, las heladas, el viento o la lluvia, pero nuestra unidad de pruebas está preparada para afrontar la llegada del invierno y seguir sumando kilómetros en su reloj.

- Prueba del Peugeot 308 THP con 10.000 km

- Prueba del Peugeot 308 THP con 20.000 km

- Prueba del Peugeot 308 THP con 25.000 km

Artículos recomendados

Sigue Motor16