viernes, 19 agosto 2022

Los peligros del coche para tu perro en verano

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y, si tienes perro, querrás disfrutar de esos merecidos días de descanso junto a tu mascota. El animal es uno más de la familia y seguro que ya has buscado un hotel o un alojamiento en el que puedes desconectar en su compañía.

Pero los perros tienen necesidades distintas a los humanos, por ejemplo, a la hora de viajar en coche. Por eso, es importante que en tus salidas de vacaciones tengas en cuenta una serie de recomendaciones que harán que tu perro viaje confortable y seguro y que este verano todo vaya sobre ruedas también para el peludo de la casa.

Si llevas a tu perro en el coche, cumple las normas

En verano, y en cualquier época del año, esta es la mejor recomendación que se puede dar a la hora de viajar con nuestro perro en el coche. Al igual que nosotros, los animales deben transportarse en el automóvil con un sistema de retención adecuado que les permita viajar con seguridad. Circulando a solo 50 km/h, un animal de 20 kilos multiplica su peso por 35 y pasa a pesar unos 700 kilos. Esto supone que, en caso de accidente, viajar suelto puede suponer un grave ser un peligro tanto para el animal como para los pasajeros del vehículo. Además, llevar un animal suelto en el habitáculo puede suponer una multa que va desde los 80 hasta los 500 euros.

Elige un sistema de retención adecuado en función de la talla y el peso de tu perro. En el caso de que tenga poco volumen y peso, lo más recomendable es un transportín y, si nuestra mascota es más grande, los arneses o las redes o rejillas divisorias que se habilitan para que el animal viaje en el maletero o en los asientos traseros serán nuestra mejor opción.