sábado, 2 julio 2022

Opel Ampera-e. Se presenta en París

Opel vuelve a la movilidad eléctrica e híbrida con un nuevo Ampera, que en esta ocasión cambia radicalmente respecto a la primera generación del modelo alemán. Para empezar en su aspecto y tamaño. Si el primer Ampera era un sedán de 4 plazas, ahora el Ampera-e es un utilitario urbano que anuncia una gran habitabilidad interior sobre todo si se tiene en cuenta sus 4,16 metros de longitud total.

El futuro Opel Ampera-e es, en realidad, el hermano gemelo del Chevrolet Bolt EV, que se presentó en la feria tecnológica CES de Las Vegas. Como él, cuenta con un motor eléctrico que va a desarrollar 204 caballos de potencia y un par máximo de 360 Nm instantáneo, lo que garantiza una aceleración propia de un pequeño GTI, 32, segundos para el 0 a 50 km/h y por debajo de 7 segundos en el 0 a 100 km/h. Datos que no solo no tienen que envidiar las cifras de los modelos más deportivos de Opel -los OPC- sino que en algunos casos las mejoran. Un dato, en la aceleración de 80 a 120 (que simula un adelantamiento en autopista) el Ampera-e tarda solo 4,5 segundos, mientras que el Corsa OPC en nuestra prueba lo realizó en 5,6 segundos y el Insignia OPC en 5,9 segundos. Y este vídeo es buena prueba de esa aceleración.

400 kilómetros de autonomía

Además, el Ampera-e ofrece una velocidad máxima de 150 km/h y una autonomía que como se acaba de confirmar rondará los 400 kilómetros. Para la recarga se puede conseguir 150 kilómetros de autonomía en 30 minutos con un cargador rápido o 80 kilómetros en menos de 2 horas en una toma convencional de 240 voltios.

La diversión al volante también está garantizad por la configuración del coche, con las baterías bajo el piso del vehículo. Eso garantiza un amplio interior con capacidad para cinco pasajeros y un maletero de 285 litros de capacidad, uno de los mejores del segmento. Y también permitirá un aplomo y un comportamiento dinámico. Cuenta con suspensiones McPherson delante y barra de torsión detrás. Los frenos son de disco en las 4 ruedas, con ABS y sistema de regeneración de frenada. Y los neumáticos, unos MIchelin Energy Saver en medida 215/50 R17 y con llantas de aluminio.

Cada vez más rivales

Y en el interior, lo último en conectividad, con el sistema Opel OnStar como gran referencia. Gracias a la nueva generación del IntelliLink, que cuenta con un punto de acceso wi-fi se pueden conectar hasta 7 dispostivos, que permitirán a todos los ocupantes del coche disfrutar de música en streaming, descargar películas…

Argumentos suficientes para que el futuro Ampera-e plante cara a unos rivales cada vez más numerosos, entre los que se encuentran el Nissan Leaf, el eléctrico más vendido del mundo, el Kia Soul EV, el Renault Zoe, el Volkswagen e-Golf o el BMW i3.