Kia Soul Electric, récord de autonomía
HASTA 212 KILÓMETROS

Kia Soul Electric, récord de autonomía

Es sin duda la sorpresa de la nueva gama del Kia Soul. La versión eléctrica ofrece unas prestaciones más que suficientes para un uso convencional y una autonomía que supera los 200 kilómetros en uso real.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

28 de Septiembre 2014 13:25

Comparte este artículo: 13 0

El Kia Soul EV, que está creado sobre la base de la segunda generación del Kia Soul, se diferencia del resto de Kia Soul gracias a sus paragolpes, la parrilla delantera (tras ella es donde se alojan las tomas de corriente para su recarga), los pilotos traseros LED, la carrocería bicolor, las llantas de aleación de 16 pulgadas... Sin embargo sus medidas son idénticas, pues mide 4,14 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,60 metros de alto.

Un habitáculo igual de espacioso

En el habitáculo también hay pequeños cambios respecto a un Kia Soul convencional. Cuenta con una generosa pantalla de 8 pulgadas en el salpicadero para visualizar la navegación y los parámetros de funcionamiento, mientras que tras el volante hay unos relojes digitales donde también hay otra pantalla para ver los datos sobre el viaje. La habitabilidad es muy buena, pero hay un pequeño inconveniente y que es el que los pasajeros traseros llevan las piernas algo más flexionadas de lo habitual, pues la batería se ubica bajo el piso y éste se ha tenido que elevar casi 8 centímetros. También su maletero se reduce al perder el doble fondo, que se ha utilizado para colocar partes del sistema de refrigeración de las baterías, pero su capacidad es de 313 litros, mientras que en el resto de Soul es de 354 litros.

109 CV y presume de autonomía

El Kia Soul EV cuenta con un motor eléctrico que genera 81,4 kW, que al cambio son 109 CV de poencia, mientras que el par máximo es de 280 Nm disponibles desde el primer instante (el motor 1.6 CRDI de 128 CV de Kia genera 260 Nm de par máximo). Este propulsor se alimenta gracias a una batería del fabricante SK, que tienen tecnología de polímeros de ión-litio, que le permiten obtener una densidad de 200 Wh/kg, que es la más alta actualmente. Ello hace que con 282 kilos de peso (294 kilos pesan las del Nissan Leaf) sean capaces de cargar 27 kWh (24 kWh en el caso del Leaf). También Kia asegura que admiten más de 3.500 ciclos de carga, lo que equivale a una vida útil para recorrer más de 260.000 kilómetros. Y tan seguros están que darán 7 años de garantía o 150.000 kilómetros en la batería y el vehículo.

Hablando de autonomía, decir que el Kia Soul EV anuncia nada menos que 212 kilómetros, cuando un Nissan Leaf presume de sus 199 kilómetros, 160 kilómetros en el BMW i3...

Para cargarlas, se pueden realizar cargas rápidas en un cargador trifásico, por lo que tenemos el 80% cargado en cuestión de 25 minutos, mientras que la carga normal se hace en algo más de 10 horas en un enchufe doméstico. Si tenemos en casa el 'wall box' ese tiempo se reduce hasta algo menos de cinco horas.

Una climatización "especial"

Curiosidad en este Kia Soul EV es su sistema de climatización. Además de contar con una bomba realmente eficiente, podemos acondicionar el habitáculo cuando el vehículo está enchufado, para no perder autonomía. También cuenta con un modo de funcionamiento que sólo manda frío o calor al puesto del conductor (el modo se denomina Driver Only), ideal cuando viajamos sólos, ahorrando también autonomía. También hay asientos calefactables delante y detrás.

Las sensaciones iniciales son muy buenas y cercanas a lo que percibimos al conducir un vehículo automático, eso sí, sin ruido alguno del propulsor. Y es que el tacto de la dirección y el freno son como en un coche 'normal' y además, al soltar el acelerador, no retiene tanto como otros eléctricos, haciendo que sea muy intuitivo conducirlo. Eso sí, el cambio tiene una posición 'B' en la que retiene algo más y que es ideal para descensos continuados (el Toyota Prius también cuenta con este modo por ejemplo).

Llama la atención que no hay ningún 'ruidito' debido a su acabado, pues estos suelen ser más patentes que en un vehículo con motor de combustión que lo disimula precisamente con dicha mecánica. Y es que Kia ha trabajado en la calidad de este Soul EV, y eso se nota.

Prestaciones más que decentes

Sus prestaciones son muy buenas, pues los 145 km/h de velocidad punta son más que suficientes, además de que los alcanza sin problema alguno, y además lo mantiene. También acelera de forma muy lineal y progresiva, además de que acelera de 0 a 100 km/h en sólo 11,9 segundos, cuando el Kia Soul dotado del propulsor 1.6 CRDI de 128 CV demanda 11,2 segundos para realizar la misma operación.

La posición de sus baterías reduce la altura a la que se encuentra su centro de gravedad, por lo que su dinámica es bastante buena y equilibrada. Y los neumáticos Kumho en medida 205/60 R16 son capaces de reducir la resistencia a la rodadura en un 10 por ciento, además de que ofrecen un buen agarre.

El recorrido que nos tenían preparado tenía 20 kilómetros y mezclaba todo tipo de vías, además de que nuestra conducción no era del todo uniforme para comprobar las prestaciones de este Soul EV, utilizamos la calefacción, alcanzamos su velocidad máxima un par de veces, utilizamos el modo B del cambio, circulamos con y sin el modo ECO... Y a pesar de todo ello el indicador decía que habíamos consumido 30 kilómetros, pues bajó de 195 a 165 kilómetros. Tuvimos ocasión de volver a rodar con él, eso sí, de una forma más eficiente (además de que el usado la primera vez tenía neumáticos de invierno por la obligación que hay en Alemania) aunque también con la calefacción conectada, y en esta segunda ocasión recorrimos los 20 mismos kilómetros, pero consumiendo según el ordenador sólo 18, lo que es un dato magnífico si pensamos en su futura comercialización.

Precios muy competitivos

Kia ya comercializa su Soul EV, con un precio que arranca en los 26.490 euros. Si le descontamos todas las ayudas posibles, su precio se reduce hasta los 13.990 euros, una cifra más que interesante. Si queremos la versión con cargador CHAdeMO, con el que el Soul EV se recarga en sólo 5 horas, el precio asciende hasta los 29.490 euros, que son 16.990 euros una vez aplicados todos los descuentos y ayudas gubernamentales. Eso sí, a estas cantidades debemos sumar el coste de las baterías, que se pueden financiar por 99 euros al mes durante siete años (algo similar a lo que hace Renault con sus vehículos eléctricos).

Artículos recomendados

Sigue Motor16