lunes, 4 julio 2022

Las motos camufladas de la DGT: ¿Cómo son y a quién multan?

¿No has oído eso de que las apariencias engañan? Nunca habrías imaginado que ese motero con el que te cruzaste el otro día podría ser un agente dispuesto a multarte. No tenía pinta, ¿a que no? Pues parece que estabas muy equivocado porque desde hace años la Dirección General de Tráfico (DGT) usa motos camufladas para vigilar el comportamiento de los conductores en la vía.

Y es que no es nuevo que la DGT se camufle enmascarando sus herramientas para pillar desprevenido al conductor negligente. Lo hace también con sus furgonetas camufladas, expertas en atrapar conductores con el móvil en la mano o toqueteándolo en plena marcha… y ahora las motos camufladas parece que también tienen su target objetivo de acción.

Las motos camufladas, a vigilar a los motoristas

La DGT tiene puesto el foco sobre los usuarios vulnerables. Al órgano que preside Pere Navarro le preocupa especialmente la alta siniestralidad de este colectivo conformado por peatones, motoristas, ciclistas y conductores de vehículos de movilidad personal. Representan en los últimos años más del 50% de víctimas mortales en accidente de tráfico. Por tanto, se pretende cambiar esta tendencia.

Dentro de este colectivo, los motoristas son los más proclives a sufrir un accidente mortal. Esto es lo que ha dado pie a la DGT a diseñar un plan, motos camufladas mediante, para garantizar la seguridad vial poniendo bajo la lupa el comportamiento de los motoristas, especialmente los fines de semana porque los datos no engañan. Estos días, los motoristas están involucrados en más accidentes de tráfico.

dgt