domingo, 5 febrero 2023

Mercedes Clase S Cabriolet. Calentando motores para Fráncfort

Mercedes lleva calentando motores desde hace unos cuantos meses con el lanzamiento de su nuevo Mercedes Clase S Cabriolet, una versión que veremos en vivo el mes que viene en el Salón de Fráncfort y que estrena un tecnológico techo de lona de accionamiento totalmente eléctrico. Este descapotable que será el «top» de la categoría, toma la base del nuevo Mercedes Clase S Coupé, por lo que su longitud superará los cinco metros.

Se mantendrá el Mercedes SL

Con su llegada al mercado, Mercedes contará con dos modelos descapotables en lo más alto del segmento, pues mantendrá el legendario Mercedes SL, que recibirá eso sí un profundo restyling y continúa ofreciendo una capota rígida y dos asientos, además de sumar este nuevo Clase S Cabriolet que ya contará con un habitáculo ideado para cuatro ocupantes, los cuales se acomodarán en cuatro asientos tapizados en cuero que podrán contar con calefacción y ventilación. Para los delanteros Mercedes ha ideado un nuevo AirScarf, además de un paravientos eléctrico que se podrá utilizar con todas las plazas ocupadas y que será más avanzado que el que ya utiliza el Mercedes Clase E Cabriolet.

El diseño interior es calcado al de un Mercedes Clase S Coupé, con generosas pantallas digitales donde visualizar los datos del velocímetro, pero también del sistema multimedia, contará con un volante de fondo plano, infinidad de opciones para la tapicería o las inserciones, que podrán ser metálicas, de madera o de fibra de carbono… Tampoco faltará la posibilidad de ser equipado con un sistema de sonido Burmester y todo lo que podamos imaginar en materia de conectividad, seguridad, confort

Rival del Bentley Continental GTC

Con la llegada de este nuevo Mercedes Clase S Cabriolet, la firma de la estrella vuelve a contar con un vehículo de semejante corte tras 44 años de ausencia en este segmento, y le permitirá batirse en duelo con cabrios tan elitistas como pueden ser los Bentley Contiental GTC o BMW Serie 6 Cabrio entre otros.

Para ello también hace falta una gama de motores acorde a la situación y es por ello que se ofrecerá en versión 500, dotada de un motor 4.4 V8 Biturbo que genera una potencia de 455 CV y que todavía queda por conocer si se asociará a una tracción 4Matic como sucede en el Clase S Coupé o sólo será propulsión posterior. Tampoco faltarán deportivas versiones firmadas por AMG, donde el S 63 AMG Cabriolet está más que asegurado y queda desvelar si Mercedes da el do de pecho y lanza un Mercedes S 65 AMG Cabriolet con sus 630 CV de potencia, pero con un precio que superaría los 300.000 euros.