jueves, 7 julio 2022

Mercedes Clase G. Cazamos la versión más poderosa

Parece que los ingenieros de Mercedes no descansan ni un solo día a la hora de trabajar en sus nuevos modelos. Prueba de ello son las imágenes que nos traen nuestros compañeros espía de CarPix. Y es que en este nuevo paquete de fotorgrafías que nos han mandado podemos ver como los ingenieros de Mercedes-Benz están trabajando en dos modelos. Se trata de la versión normal del Clase G y la más deportiva y prestacional, el Clase G 63 AMG. Cazados en plena ciudad de Sindelfingen, al suroeste de Sttutgart, ambos modelos contaban con un camuflaje de lo más pesado cubriendo sus novedades.

Más ligero y esbelto

Como ya os hemos contado en artíulos anteriores, el nuevo Clase G mantendrá su característico diseño cuadrado modificando un poco su morfología para adecuarlo a los nuevos tiempos. Así el nuevo modelo contará con pasos de rueda más anchos, un nuevo diseño de paragolpes (al menos, aparentemente) y la integración de luces LED para los faros delanteros y traseros.

Aunque si hablamos de cambios verdaderamente importantes tendremos que fijarnos en lo que esconde bajo su carrocería, ya que esta nueva generación (conocida internamente como W464) hará uso de la nueva plataforma MHA especialmente ligera gracias al uso del aluminio y que ha sido destinada para los SUV de la gama Mercedes. De hecho, esta plataforma comparte desarrollo con los nuevos GLE y GLS.

Además de la reducción considerable de peso que sufrirá, el nuevo Clase G se espera que crezca 130 milímetros de ancho, por lo que mejorará su apariencia en carretera y contribuirá a una mejor dinámica de conducción. Eso si, a pesar de estos importantes cambios el Clase G será todo lo que se espera de él fuera de la carretera ya que, pese a todos los cambios descrito, no ha perdido ni un ápice de su capacidad off-road.

Mecánicas muy poderosas

Gracias a la nueva plataforma que empleará, se podrá introducir una electrónica más potente capaz de integrar los nuevos equipamientos vistos en los Clase E y Clase S como un cuadro de instrumentos completamente digital y del que ya os hemos enseñado fotos aquí o el avanzado sistema Comand Online con todo su arsenal de funciones incluyendo asistentes de conducción que hasta ahora no se podían montar en este modelo.

Otra de las novedades destacadas de este modelo será la introducción de nuevas mecánicas más eficientes por lo que podremos ver los nuevos bloques de seis cilindros en línea, tanto en gasolina como en diésel, dando vida a la versiones G 350 y G 350d, además del G 500 que llegará casi a finales de 2018.

En el lado deportivo, el tope de gama será el Mercedes-AMG G 63 y del que todavía no hemos podido ver su principal rasgo: la parrilla Panamericana equipada en el resto de modelos AMG de la división deportiva, pero que esperamos se esconda detrás de ese camuflaje.

Además, esta versión también experimentará un cambio importante abandonando el bloque de ocho cilindros en V y 5.5 litros por el más liviano V8 de 4.0 litros biturbo capaz de ofrecer el mismo nivel de potencia que el actual G 63 e incluso llegar a los del G 65 AMG, versión que ya no estará disponible en el nuevo modelo.