Mercedes-AMG GLC 63. A la máxima potencia
SALÓN DE NUEVA YORK

Mercedes-AMG GLC 63. A la máxima potencia

Los GLC de Mercedes, tanto el normal como el coupé, rematan su gama con esta versión AMG 63 disponible con dos niveles de potencia: hasta 510 caballos. A finales de año llegan al mercado.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

21 de Abril 2019 15:00

Comparte este artículo: 12 4

Con la reciente renovación de la familia de los Mercedes GLC -tanto la versión normal como el GLC Coupé- tocaba rematar la gama y llevar esos cambios estéticos a las versiones más potentes y deportivas, las firmadas por AMG. Y en el Salón de Nueva York ha sido donde se han visto por primera vez. Ambos modelos incorporan los cambios estéticos exteriores, que incluyen nuevas luces delanteras y traseras, las salidas de escape de diseño trapezoidal y las llantas de hasta 21 pulgadas que están disponibles como opción.

Además, se añaden cambios en el interior, donde es nuevo el volante AMG con botones integrados; también se renueva la tapicería en unos asientos tipo bacquet que garantizan la máxima sujeción y los detalles de aluminio que rematan el estilo interior. Y en cuanto a las últimas tecnologías de información y entretenimiento, cuentan con el renovado sistema MBUX o una gran pantalla táctil de 12,3 pulgadas en el centro del salpicadero que se combina con un cuadro de instrumentos clásico.

Motores de hasta 510 caballos

En la parte mecánica no hay cambios apreciables. El Mercedes-AMG GLC 63 sigue optando por un motor 4.0 V8 Turbo asociado a un cambio automático 9-G Tronic que transmite la potencia al suelo gracias al nuevo sistema de tracción total AMG Performance 4Matic+. Se ofrece con dos niveles de potencia, pues además del 63 'a secas', se ofrecerá una versión 63 S todavía con más potencia y carácter deportivo.

La versión 'de acceso' desarrolla 476 caballos con un par máximo de 650 Nm. Con ello es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4 segundos y ofrcer una velocidad máxima limitada a 250 km/h. En el caso de la versión S, más potente, su rendimiento llega a los 510 caballos, con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos y ofreciendo una velocidad máxima que se limita a 280 km/h. Son datos compartidos, en todos los casos, por la versión con carrocería normal y también el GLC Coupé.

Con eso, se confirma que no hay se han producido cambios importantes respecto a los anteriores, pues se mantienen invariables las prestaciones. Sin embargo, sí se han llevado a cabo algunas modificaciones para mejorar su comportamiento. Los nuevos Mercedes-AMG GLC 63 incorporan bloqueo de diferencial electrónico así como un nuevo modo de conducción, para suelo deslizante, que se añade al AMG Dynamics. Con eso, este selector de modos de conducción ya ofrece, además del modo deslizante, los modos Básico, Avanzado, Pro y Master (este solo para la versión 63 S).

Disponible a finales de año, los nuevos AMG GLC 63 se las verán con el BMW X3 M y X4 M, o con el Jaguar F-Pace SVR que desarrolla 550 caballos. Y para conocer sus precios, aún habrá que esperar.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16