viernes, 9 diciembre 2022

Lamborghini Urus. Estrenará el primer 4.0 V8 Biturbo de la firma italiana

Es más que probable que los seguidores más conservadores de la emblemática Lamborghini no vieran con muy buenos ojos el desarrollo del que será el primer crossover de la firma italiana, el Lamborghini Urus, un verdadero deportivo con traje de todocamino que actualmente se encuentra en fase de pruebas, pues se espera que se ponga a la venta a finales de 2017 o puede que a comienzos de 2018.

Con el primer motor turbo

Si no les convence este primer todocamino, al conocer lo que esconde bajo su capó delantero, puede que les rechinen aún más los dientes, pues el futuro Lamborghin Urus no utilizará el propulsor 5.2 V10 de los Lamborghini Huracán ni tampoco el imponente 6.5 V12 de los Lamborghini Aventador. Además de ser todocamino, será el primer Lamborghini de la historia en contar con un propulsor sobrealimentado, pues estrenará una mecánica 4.0 V8 Biturbo, un propulsor que bien podría provenir de un Audi RS6 Avant por poner un ejemplo, ya que Lamborghini pertenece al Grupo Volkswagen (el motor del Huracán es el mismo que emplean los nuevos Audi R8).

En este caso podríamos hablar de un propulsor con una potencia de 605 CV, como cuando hablamos de los Audi RS6 Avant Performance, y en este caso seguro que sus prestaciones son extraordinarias y a nadie van a defraudar. Además de ofrecer excelentes prestaciones también permitirán rebajar sus consumos y emisiones (contarán con Start-Stop, desconexión de cilindros CoD y navegación «a vela», siempre y cuando sea el 4.0 V8 TFSI de la firma de los cuatro aros) y también contarán con una elevada cifra de par máximo a bajas revoluciones, algo vital en un crossover, aunque es más que probable que estos Lamborghini Urus no lleguen a despegar sus ruedas del oscuro asfalto.

No creemos que este nuevo Lamborghini Urus utilice la plataforma MLB Evo que emplean actualmente los nuevos Audi Q7 y Bentley Bentayga (a este último también le llegará este motor 4.0 V8 Biturbo en breve). En su lugar encontraremos una nueva plataforma que también servirá de base para la próxima generación del Volkswagen Touareg y del Porsche Cayenne.