Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro. Primer cara a cara con el modelo alemán
CON 374 CABALLOS DE POTENCIA

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro. Primer cara a cara con el modelo alemán

Ya hemos podido probar el Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro en un recorrido por Madrid y como apuntaban sus datos, no ha decepcionado. Un consumo realmente bajo y un confort de marcha digno de la categoría premium

Pedro Martín

Pedro Martín

11 de Noviembre 2015 12:32

Comparte este artículo: 11 0

Ha sido un recorrido breve de sólo 100 kilómetros por los alrededores de Madrid, pero el trayecto ha incluido todo tipo de caminos: autovías, carreteras secundarias, varias travesías urbanas y alguna vía de montaña, de modo que hemos podido sacar bastantes conclusiones de nuestra primera toma de contacto con el Q7 e-tron 3.0 TDI quattro.

Un modelo único en su categoría

Éste modelo es el segundo híbrido enchufable comercializado por Audi y el primero que, en la parte térmica, recurre a un motor diésel. Concretamente a un V6 TDI de 258 caballos y 600 Nm de par máximo. Por si estos datos fueran pocos, la marca alemana lo asocia a un motor eléctrico de 94 kW y 350 Nm de par que lleva el rendimiento conjunto a valores más que serios, pues se anuncia una potencia máxima combinada de 374 CV y 700 Nm de par

Con semejante caudal de energía bajo el pie derecho no extraña que este enorme SUV de más de cinco metros de longitud sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos exactos. La velocidad máxima es de 225 km/h, pero lo que más sorprende, sin duda, es que se haya homologado un consumo medio de sólo 1,7 litros cada 100 kilómetros, o que las emisiones se queden en sólo 46 g/km de dióxido de carbono. Todo ello se logra gracias al contenido consumo del motor diésel de seis cilindros y, sobre todo, a una parte eléctrica de alto rendimiento, pues el Q7 e-tron 3.0 TDI es capaz de recorrer 56 kilómetros en el modo 100 por cien eléctrico, para el que se ha establecido una velocidad máxima de 125 km/h.

Nuestra experiencia sobre el citado 'circuito' de 97 kilómetros demuestra que esos valores no son pura teoría, pues partiendo con la batería completamente cargada fuimos capaces de recorrer nada menos que 70 kilómetros en el modo libre de emisiones, mientras que en los 27 kilómetros restantes circulamos en modo híbrido y ayudados por el asistente predictivo de eficiencia, que se sirve de los datos de navegación y de lo que perciben sus sensores para aconsejar, por ejemplo, dejar de acelerar. En varias ocasiones el sistema nos recomendó desacelerar cuando aún no habíamos terminado de subir un repecho, y aunque el consejo extrañaba (avisa mediante un testigo verde en el cuadro y un leve 'click' en el pedal acelerador) si seguíamos las instrucciones veíamos que sí tenía sentido, pues tras el cambio de rasante había un cruce, una rotonda o una limitación de velocidad que no observábamos a simple vista. Décima a décima, el Q7 e-tron TDI quattro va limando el gasto, y concluímos con un promedio de 3,2 l/100 km excepcional, aunque no fue el mejor de la jornada, pues el récord del día quedó fijado en 2,8 l/100 km.

Una conducción suave y silenciosa

Como ocurre en el A3 e-tron, el Q7 híbrido enchufable puede circular en cuatro modos: el EV, que da prioridad al sistema eléctrico; el Hybrid, que combina ambas mecánicas en aras de las prestaciones o de la eficiencia; el Battery Hold, que mantiene la carga de la batería existente en ese momento para gastarla más tarde en un momento más favorable; y el Battery Charge, que va recargando la batería en plena marcha, aunque ello eleva el consumo de combustible. No obstante, también podemos cargar la batería de 17,3 kW/h en parado, bien en una toma doméstica, para lo que necesitaremos un máximo de 8 horas, o bien en un poste especial, en cuyo caso bastarán 2 horas.

Hay que destacar, por otro lado, que el Q7 e-tron TDI quattro resulta tan cómodo, o más que el resto de la gama. Decimos 'o más' porque circulando en modo eléctrico apenas se escucha nada, salvo la rodadura o el leve roce del viento con la carrocería. Y cuando el TDI funciona, pocos podrían descubrir que bajo el capó delantero hay un motor diésel, ya que apenas se deja oír. Si lo complementamos con un confort de suspensión excepcional gracias a la amortiguación neumática y una dinámica de conducción claramente mejor que en la anterior generación del Q7 (se nota la radical rebaja de peso realizada) tenemos como resultado un vehículo refinado como pocos en el que los kilómetros pasan sin sentir.

El precio en España de la versión básica del Q7 e-tron TDI quattro es de 82.960, y Audi iniciará las entregas en la primavera de 2016.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon