jueves, 1 diciembre 2022

Hyundai Kona. El deportivo N ya rueda

Este mismo año, con la llegada del verano, Hyundai tiene previsto el lanzamiento del renovado Kona. El crossover urbano de la marca coreana añadirá, entonces, una nueva versión a su ya amplia gama. Porque si en la actualidad Hyundai ofrece versiones de combustión clásicas -con motores diésel y de gasolina- una variante híbrida autorrecargable y dos versiones eléctricas, -con 136 y 204 caballos-; con el siguiente Kona llegará una variante N.

La N en Hyundai es la manera de denominar a los modelos más deportivos de la firma coreana. Así, la familia N aprovecha el conocimiento de los ingenieros de Hyundai en competición, por ejemplo, con su experiencia en el Mundial de Rallys. Una experiencia que hasta ahora se ha concretado en versiones deportivas en la gama del i30 y del i30 Fastback, con hasta 275 caballos de potencia.

280 caballos

Pero parece que no se va a quedar aquí. El Kona ya prepara una variante deportiva para el próximo año, cuando al crossover le llegue la hora de la renovación. Entonces veremos algunas de las cosas que esconde este prototipo que hemos cazado por primera vez sobre la nieve. Porque además de los cambios estéticos que habrá en el rediseño del Kona, veremos un frontal más agresivo, un alerón más prominente y paragolpes diferentes y con más carácter.

Y hay otras cosas que ni siquiera el camuflaje puede ocultar, como los neumáticos deportivos, con unos frenos más grandes, las formas más pronunciadas de los faldones laterales y también los dos grandes tubos de escape.

En cuanto al corazón de este coche, la principal parte que no se ve, está bajo el capó, donde los previsible es que cuente con el motor 2.0 de cuatro cilindros qua ya hemos visto en el i30 N, donde ofrece 250 caballos. Y del que se saca una versión aún más radical con 275 caballos. En este caso, los rumores apuntan a que podría llegar a los 280 caballos.

Con ello, aunque haya diferencias en su tamaño, el modelo coreano podría plantar cara a uno de los rivales en los que seguro que se han fijado en Hyundai, el Cupra Ateca, que con sus 300 caballos juega la baza de la máxima deportividad como forma de distinguirse.

Lo sabremos en poco tiempo.