miércoles, 1 febrero 2023

Hennessey Venom F5 Concept, un reloj para velocidades extremas

Hennessey Special Vehicles, el fabricante de hipercoches con sede en Texas, se ha asociado con el fabricante de relojes Skeleton Concept, con sede en París, para presentar el Hennessey Venom F5 Concep. Un cronógrafo de edición limitada inspirado y emparejado, a través de un número de chasis inscrito, con una unidad del Venom F5 específica.

Hennessey Venom F5 Concept, para lucir en la muñeca


Durante más de 30 años, Hennessey ha estado obsesionado con la velocidad. Tras el lanzamiento del hipercoche Venom F5. Y su nuevo producto asociado al espectacular biplaza, que rinde 1.817 CV, siendo capaz de superar diseñado para superar los 482 kilómetros por hora, refleja ese poder del hiperdeportivo. Un reloj inspirado en la velocidad que defiende la ingeniería extrema y el espíritu estadounidense.


Esta pasión por el pináculo de la ingeniería motivó la creación de una caja de cristal de zafiro completamente transparente. Así permite una vista de 360 grados de la intrincada ingeniería del calibre Rolex 4130. Haciéndose eco del chasis ligero de fibra de carbono del hipercoche, el bisel del reloj está hecho del mismo material. Y está grabado con una escala taquimétrica de alto contraste, lo que permite al usuario medir velocidades medias de hasta 400 km/h. El color de la banda coincide con el tono exterior del vehículo con el que se combina.


Cuidada creación artesanal


Alex Roys, director de operaciones de Hennessey, comentaba al respecto del nuevo producto: “Hennessey ha mejorado la ingeniería de vehículos de alto rendimiento durante más de 30 años, un proceso que finalmente condujo a la creación de nuestro hipercoche de 3 millones de euros, el Hennessey Venom F5. El automóvil empuja el límite de la posibilidad a través de la ingeniería avanzada, un paralelo que hemos traído al reloj diseñado con su exclusiva y hermosa caja de zafiro”.


La caja de zafiro comienza como óxido de aluminio, que se calienta hasta que se funde (más de 1.700 °C) y luego se enfría cuidadosamente hasta formar un bloque cristalino. Después de inspeccionarlo y considerarlo impecable, se monta en un torno de cinco ejes. Y se mecaniza las 24 horas del día, durante más de 30 días. La pieza resultante, que tiene excelentes propiedades ópticas, se inspecciona y pule cuidadosamente.


Las características del cronógrafo se activan mediante pulsadores de precisión, atornillados, que han sido diseñados para brindar una respuesta satisfactoria. Refleja las levas del cambio de marchas montadas en el volante del Hennessey Venom F5 que son igualmente táctiles y mecánicas.


Con un precio de unos 200.000 euros, cada cronógrafo presenta una pulsera deportiva del color del automóvil en el que se basa. Además de esta conexión, la parte inferior de la caja de zafiro está inscrita con el número de chasis del automóvil correspondiente y está rodeada por la frase ‘El sueño americano nunca duerme’.