sábado, 28 enero 2023

Ford Ranger 2016. Estreno europeo por todo lo alto

Disponible desde finales de este mismo año, el Ford Ranger llega a Europa para intentar combatir con modelos como el Mitsubishi L200Nissan Navara o Toyota Hilux. Sin embargo el segmento de los pick-up está en clara decadencia en nuestro mercado, pues sus ventas han decaído drásticamente. No obstante, Ford no decae y en su insistencia por seguir luchando en este difícil sector, presentará en Fráncfort su modelo tope de gama, el Wildtrak.

Un aspecto único acompañado de exclusividad

Este pick-up que mide 5,27 metros de longitud actualiza su imágen con un frontal inspirado en el de los nuevos productos de la marca del óvalo. Luce así una generosa parrilla, faros más pequeños que podrán contar con sistema de iluminación Full LED, nuevas tomas laterales… En su parte posterior los cambios son mínimos. Este renovado Ford Ranger es lígeramente más corto que su antecesor pues ahora mide 5,27 metros de largo cuando antes medía 5,36 metros en su versión de Doble Cabina. Decir que también se comercializará con diferentes carrocerías: Cabina Simple, Cabina Alargada, Doble Cabina.

Pero hablemos del modelo que presentará en Fráncfort y que pretende encandilar al público por su imagen y exclusividad. A lo anteriormente dicho del Ranger, el Wiltrak incluirá una parrilla frontal, unos espejos retrovisores y unos tiradores de las puertas pintados en color gris metálico oscuro, resaltando su carácter único. 

Otros elementos de diseño exclusivo son sus pilotos posteriores oscurecidos, faros antiniebla delanteros trapezoidales y no redondos, unas nuevas llantas de 18 pulgadas y los típicos adhesivos Wildtrack. Aunque sin duda lo más característico de esta versión es el color naranja metalizado que decora el vehículo, aunque Ford también los ofrece en blanco, negro y gris metalizado.

Muy bien equipado

En el interior aparecen detalles en color naranja, como es el tapizado de sus asientos o los pespuntes de los paneles de las puertas o el salpicadero. A nivel de equipamiento (los Wildtrack se sitúan por encima del acabado Limited) no faltan elementos como el climatizador, la pantalla táctil de 8 pulgadas con sistema de conectividad SYNC2, el sensor de presión de neumáticos, además de sistemas de seguridad activa como el avisador de cambio involuntario de carril, los sensores de ángulo muerto, el control de velocidad de crucero activo, el avisador de alerta por alcance con frenada de emergencia en ciudad, además del sistema de aparcamiento asistido.

Mecánicas muy optimizadas 

Mecánicamente también hay cambios importantes, pues aunque se mantienen los actuales propulsores diésel, éstos son hasta un 22% más eficientes que antes gracias a nuevos sistemas de recirculación de gases o la adopción del sistema Stop&Start.

La gama comienza con el 2.2 TDCI, un propulsor de cuatro cilindros que ahora está disponible con 130 y 160 CV de potencia. El menos potente será el más eficiente de todos, mientras que la variante de 160 CV presenta un par máximo de 385 Nm. Por encima de estos dos propulsores encontramos el 3.2 TDCI, una mecánica que cuenta con cinco cilindros y que mantiene una potencia de 200 CV y un par máximo de 470 Nm. Se podrá combinar con un cambio manual de 6 velocidades o con una transmisión automática, y Ford asegura que es un 18% más eficiente que antes, por lo que su consumo rondará los 7,8 l/100 km (antes 9,5 l/100 km en su versión con cambio manual).