miércoles, 1 febrero 2023

Para evitar una multa de la DGT usa así los faros antiniebla de tu coche

Si lo que quieres es evitar una multa de la DGT por usar los faros antiniebla de manera incorrecta, la solución más sencilla es que aparques el coche y no circules. Pero quizás eso no es tan fácil hoy en día. En estas épocas del año en que la niebla, la lluvia o la nieve se hacen mas frecuentes, hay algo que no cambia o incluso se incrementa. Es la necesidad de usar el coche para casi todo.

Trabajo, actividades fuera de casa, la escuela de los niños, las visitas familiares, son escenarios que con mal clima se complican y resultan, casi molestos a la hora de conducir. Por ello, y no solo por esquivar la sanción de trafico, usar perfectamente los sistemas de alumbrado, es garantizar la seguridad mientras circulamos.

Sistema de alumbrado especial para conducir con niebla

Luz antiniebla delantera del coche alumbra hacia abajo

Los faros antiniebla delanteros confieren un haz de luz ancho y plano con un corte recto en su parte más elevada y normalmente se montan enfocándose lo más bajo posible. Se diseñaron para usarlos a bajas velocidades con el objetivo de incrementar la iluminación dirigida hacia la superficie, ayudando así en condiciones de baja visibilidad provocadas por la lluvia, la niebla, la bruma o la nevada.

Así, a veces es más efectivo usarlas en lugar de la luz de corto alcance, reduciendo el reflejo producido por la niebla o la nevada, aunque la posibilidad de hacer esto legalmente varía en cada jurisdicción.

El uso de los faros antiniebla cuando la visibilidad no es especialmente reducida muchas veces está prohibido, por ejemplo, en casi toda Europa, ya que pueden aumentar el deslumbramiento a otros conductores, especialmente cuando el pavimento está mojado y pueda reflejar la luz; y también por empeorar la visión del propio conductor debido a la excesiva iluminación hacia el suelo.​