viernes, 3 febrero 2023

La DGT elimina la multa por no llevar el carnet de conducir

El conductor siempre tiene que llevar consigo el carnet de conducir. En concreto tiene la obligación de llevar estos tres documentos: Permiso de Conducir del conductor, Permiso de Circulación del vehículo y Tarjeta de Inspección Técnica (ITV) del Vehículo. Cuando un agente te para y te pide los papeles estos son los documentos a los que se refiere, y no llevarlos encima puede acarrearte una sanción de la DGT.

Antiguamente era obligatorio llevar también la póliza o el último justificante de pago del seguro, pero desde 2008 se eliminó este requisito. Con la aplicación de la DGT puedes llevar todos los documentos obligatorios fácilmente en tu móvil, y así evitar despistes que te cuesten una multa.

Circular con el carnet caducado

El permiso B de conducir, que es el que tiene la mayoría de conductores, caduca cada diez años. Debido a este amplio margen, es fácil pasar por alto la fecha de caducidad y seguir conduciendo con él fuera de vigencia. Esto está tipificado como una sanción grave y te costará 200€ de multa sin pérdida de puntos del carnet. Por eso es importante que le eches un vistazo al carnet, al menos una vez al año, para evitar este despiste que te puede salir caro.

Lo peor de este supuesto no es sólo la multa. Si tienes un accidente mientras conducías con el carnet caducado el seguro puede negarse a hacerse cargo de todos los daños, algo que te resultará más costoso que esa multa de 200€. La renovación del carnet se puede hacer hasta 3 meses antes de su vencimiento, y el periodo de validez del nuevo carnet empezará a contar desde la fecha exacta de caducidad, no desde el día que se renovó. Así que no es necesario que apures hasta el último día.

carnet