lunes, 8 agosto 2022

DGT: esto que haces siempre te puede costar 500 euros

Cada día, la Dirección General de Tráfico (DGT) persigue incansablemente que se circule correctamente por las carreteras españolas para reducir la siniestralidad y evitar accidentes. A ello contribuyen drones, cámaras, furgonetas y miles de agentes.

Esta vigilancia aumenta aun más en las autopistas y autovías y se multa a aquellos conductores que cometan alguna infracción que acarrea importantes multas. Se nos vienen a la cabeza los excesos de velocidad, la tasa de alcoholemia… pero seguro que hay algo que, de primeras, no se nos ocurriría: dar marcha atrás.

¿Cómo se da marcha atrás en los casos permitidos?

De todos modos, no creas que puedes hacerlo como te plazca. En estos casos, siempre hay que realizar la marcha atrás de un modo correcto, siguiendo unos códigos. Debes mirar por el retrovisor, señalizar y maniobrar. Para ello, al entrar o salir de un estacionamiento no se debe recorrer más de 15 metros ni invadir intersecciones.

¿Qué hacemos si hay mala visibilidad? En estas situaciones es recomendable bajarse del vehículo para ver mejor o, en su defecto, seguir las indicaciones de otra persona. Por último, es necesario usar los pedales de acelerador y freno con agilidad porque puede ser vital ante un imprevisto… ¡Así que mejor no dormirse en los laureles!

dgt