Conducimos el nuevo Peugeot 3008. Sigue en su línea
AL VOLANTE

Conducimos el nuevo Peugeot 3008. Sigue en su línea

El Peugeot 3008, uno de los grandes éxitos de la marca en los últimos años, refuerza su liderazgo con pequeños retoques estéticos y más contenido tecnológico. No es una revolución, pero la da para seguir estando en la cima.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

4 de Diciembre 2020 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Cada vez que llega el momento de renovar un modelo de éxito, debe producirse una sensación de vértigo absoluto. Porque muchas veces se tiene la sensación de que es mejor no tocar las cosas que funcionan. Algo así deben de haber sufrido los responsables de Peugeot cuando vieron en el calendario que tocaba renovar el 3008. Algo que confiesa el propio Jean Philippe Imparato, máximo responsable de la marca en este vídeo.

Y es que si fallas en la renovación de un coche del que se han vendido en cuatro años más de 800.000 unidades, las consecuencias pueden ser importantes. Por eso, a veces, las renovaciones son modestas, tímidas, conservadoras. Porque más vale mantener la tendencia y la inercia en el mercado que cambiar de rumbo. Esa es la filosofía que han aplicado en la renovación del 3008. Han retocado lo mínimo a nivel estético y tampoco se han lanzado a una abrumadora renovación tecnológica. Entre otras cosas porque, el anterior Peugeot 3008 estaba plenamente vigente tanto en un aspecto como en otro.

Llamativa imagen frontal

El resultado de esta renovación, desde el punto de vista visual, se centra en un frontal con una imagen nueva, claramente diferenciada de la del anterior 3008. Con una calandra que pierde el marco cromado del anterior 3008 o retoques en el diseño de los faros -ahora todos ellos de LED-... O en la parte trasera, donde el diseño de las luces mantiene el estilo de la garra de un león, pero ahora con efecto 3D.

Poco más se puede comentar del exterior; y también del interior, donde más allá del uso de algún nuevo material o del crecimiento de la pantalla táctil central de las 8 pulgadas del anterior Peugeot 3008 a las 10 pulgadas de este nuevo modelo, no hay muchos más cambios salvo ese iCockpit que ahora es con pantalla de alta definición, aunque su funcionamiento y apariencia siguen sin variación.

Y en la parte tecnológica, se ha aprovechado, como decía, para mejorar algunos elementos y dispositivos. Si hablaramos de telefonía u ordenadores, lo definiríamos como una 'actualización de software'. La realidad es que el 3008 actual estaba muy bien dotado y simplemente lo que han hecho los responsables de Peugeot es añadir dispositivos y mejorar tecnologías.

Estrena Night Vision

Por ejemplo, incorpora el sistema de iluminación Night Vision -como el que estrenó el DS 7 Crossback-, que detecta peatones o animales de noche o con visibilidad reducida: y cuando lo hace emite una alerta visual para que el conductor reaccione. Además, el control de crucero adaptativo con función Stop and Go que reinicia la marcha de forma automática, el asistente de posición en el carril que permite al conductor elegir la posición en el carril y requiere mantener las manos en el volante o el sistema de Frenado automático de emergencia con detección de peatones y ciclistas, de día y de noche y el reconocimiento de señales de tráfico ampliado.

No hay novedades en cuanto a la gama de motores, que se mantiene con dos alternativas en gasolina, el 1.2 PureTech de 3 cilindros y 130 caballos con cambio manual de seis velocidades o automático EAT8 de 8 marchas. Y como tope de gama, el PureTech de 180 caballos con el cambio EAT8. En diésel cuenta con una opción, el BlueHDI de 130 caballos con los dos tipos de cambio: manual o automático EAT8 con convertidor de par.

Claro que las estrellas de la gama mecánica son las versiones híbridas enchufables. En la base está el Hybrid 225 de dos ruedas motrices y 225 caballos que consigue 56 kilómetros de autonomía eléctrica y solo 30 g/km de emisiones de CO2. Y el tope de la gama es el Hybrid 300, con tracción total gracias a tener situado un motor eléctrico en cada eje. Los 300 caballos que ofrece, los 59 kilómetros de autonomía eléctrica que homologa y los 29 g/km de emisiones de CO2 son sus datos más destacados.

Precisamente esta es la versión que probamos durante la presentación por los alrededores de Madrid. Una combinación de finura y poderío importante. Lo mismo circula con total suavidad y silencio con el modo eléctrico conectado y sin emisiones, que desata la tormenta cuando seleccionas el modo Sport y pisas a fondo.

Como no hay cambios estructurales respecto a la actual generación, las sensaciones al volante son las mismas. Un gran aplomo y facilidad de conducción; es un SUV pero uno no tiene tanta sensación de ir tan elevado como en otros rivales. La dirección es magnífica con su pequeño volante y los frenos están a gran nivel. Además, su sistema de regeneración de la frenada hace que en muchos casos no haya que tocar el freno.

Nueva gama

En cuanto a la gama, el nuevo 3008 estrena una nueva estructura de su gama comercial, con tres acabados a cada uno de los cuales se le puede añadir un pack de equipamiento específico.

Como entrada en la gama está el acabado Active que ya incorpora elementos como llantas de aluminio de 17 pulgadas, paquete Visibilidad, arranque manos libres, climatizador bi-zona, ayuda al estacionamiento trasero y radio digital (DAB). Y si se le añade el Pack Active+ incorpora MirrorScreen, espejos retrovisores abatibles eléctricamente, ayuda al estacionamiento delantero y VisioPark 1.

El siguiente nivel es el Allure que cuenta con llantas de aleación de 18 pulgadas, cristales tintados, pack Safety Plus, navegación con pantalla de 10 pulgadas y tapicería de tela Colyn. Si se le incorpora el Pack Allure + suma acceso y arranque manos libres + barras de techo + asiento del pasajero reclinable con función de plegado plano + Pack de iluminación ambiental y decoraciones textiles.

Y el tope de gama es el GT, con llantas de aluminio específicas de 18 pulgadas, techo Black Diamond, pack de conducción Assist Plus, faros Full LED, tapizado PET-Alcántara. A ello puede sumar el Pack GT + con llantas de aleación de 19 pulgadas, portón trasero manos libres, Pack City 2, sistema de sonido FOCAL y pack de asientos eléctricos con función de masaje.

El nuevo Peugeot 3008 ya está disponible en los concesionarios con unos precios que, aprovechando descuentos y promociones de la marca, además del Plan Renove, parten de los 24.200 euros en el acabo Active para el PureTech 130 con cambio manual; 27.000 euros para el mismo motor con acabado Allure y 29.600 para el acabado GT.

Y en el caso de los Hybrid, con todos los descuentos posibles, el Hybrid 225 con acabado Allure -el más bajo de la gama- cuesta 35.900 euros y el Hybrid 300 con el Allure Pack se pone a la venta por 42.000 euros.

La marca frances, además, propone un sistema de financiación que mediante una entrada y una cuota mensual durante 48 meses te permite acceder a un 3008 por un precio muy ajustado. Al final de esos 48 meses, hay una cuota final si uno quiere quedarse con el coche o la posibilidad de renovar la operación, estrenar coche y seguir con las cuotas. Esta cuota calcula todos los descuentos, incluido Renove y ofrece un 3008 Active de 130 caballos por 4.193 euros de entrada y 190 euros al mes; 230 euros si elegimos la versión Allure y 275 en el caso del GT.

Y exactamente igual para las versiones híbridas enchufables. Aquí la entrada es de 5.000 euros y las cuotas, de 225 euros para el Hybrid 225 y 300 euros al mes para el Hybrid 300.

Todas las alternativas para que el nuevo Peugeot 3008 siga siendo un éxito.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon