sábado, 4 febrero 2023

Trucos para sacar lo mejor del climatizador en invierno

El climatizador del coche a diferencia del aire acondicionado tradicional aporta un control automático en la regulación ambiental del habitáculo de conducción y pasajeros. Los sensores externos consiguen que mediante la programación desde los manos de control, la temperatura zonal y el funcionamiento del sistema sea mas coherente y equilibrado. Pero esto requiere de cierta disciplina de uso y riguroso mantenimiento, a fin de optimizarlo al máximo, y no perjudicar la conducción y el propio climatizador.

De frotarse las manos, al climatizador

calefacción Renault 5 año 1983

Si eres un conductor veterano habrás sido testigo de la evolución de los sistemas de climatización en los coches. Y desde aquellos que solo portaban los mandos para la calefacción y en verano el aire frio era el que entraba por las ventanillas, pasando por la incorporación de el aire acondicionado, que era independiente del sistema de calefacción, hasta los actuales climatizadores, que proporcionan tanto en invierno como en verano una magnifica posibilidad de acondicionar el habitáculo, han pasado unos cuantos años.

Ahora el climatizador es la opción mas buscada, y por que no dotar tu coche de este, mas que relevante medio, que facilita la conducción y conforta el viaje largo.[/nexstpage][nextpage]

El buen ambiente climático

Climatizador moderno y actual

Aunque en principio no le solemos dar demasiada importancia a la climatización de nuestro coche, lo cierto es que es un elemento a tener muy en cuenta a la hora de conducir en las condiciones óptimas de seguridad.

Por ejemplo, pongamos que en nuestro coche hace demasiado frío o demasiado calor, ¿no mermaría eso la capacidad de reacción del conductor?  O pongamos que, por la regulación inadecuada de nuestro sistema de climatización se nos empaña el parabrisas. ¿No podría la falta de visibilidad provocar que tuviéramos un accidente en un momento dado?

Además, y esto también es crucial, un mal uso de la climatización puede generar que suba el consumo de combustible entre un 15 y un 20%. Y es que son varios los factores que hay que tener en cuenta a la hora de encender, o no, el aire acondicionado. 

En ciudad, por ejemplo, ya te decimos que casi seguro que te compensa bajar las ventanillas a tope y no darle al ON. Pero en carretera, o digamos, aproximadamente a partir de los 70 km/h, podemos poner en marcha la climatización o el aire sin problema.