domingo, 2 octubre 2022

Cadillac CT4-V Blackwing. El que no corre, vuela

La firma americana Cadillac introduce en el mercado el CT4-V Blackwing, un modelo que llega tras el éxito del CT4-V y que sucede al ATS-V.

Potencia a raudales

Lo primero que comparte con su antecesor es el motor; un V6 biturbo de 3,6 litros pero que ha sido modificado en diferentes aspectos por los ingenieros de la compañía. Gracias a estos cambios, el motor produce ahora 479 CV de potencia y 603 Nm de par motor, lo que hace que el CT4-V Blackwing sea capaz de pasar de 0 a 100 en 3,8 segundos, alcanzando como velocidad máxima los 304 km/h.

Con estas cifras sobre la mesa, el CT4-V Blackwing gana a sus rivales directos como el Audi RS3 (399 CV) o el Mercedes-Benz CLA 45 (387), comparándose incluso con rivales de mayor talla como el BMW M3 (480 CV).

Otro de los elementos que más destacan de este modelo, además de su motor, es que contará con una caja de cambios manual de seis relaciones para los más puristas. También tendrá una automática de diez relaciones como alternativa, que dispondrá de un modo manual mediante el que el conductor podrá cambiar las marchas gracias a sus levas de magnesio.El comportamiento de la caja variará dependiendo del modo de conducción en el que nos encontremos, y será capaz de entrar de manera automática en el modo Dynamic Performance si detecta grandes fuerzas G en los modos Sport o Track.

1 tPN7R36zi2om5 Motor16

Además de esto, el CT4-V Blackwing incorpora diferencial de deslizamiento electrónico, muelles más duros, barras estabilizadoras y la última versión del Magnetic Ride Control. Junto con estos cambios en la suspensión, Cadillac también ha reforzado el chasis para que sea capaz de lidiar con toda esa potencia en el eje posterior.

La aerodinámica como elemento de diseño

En el apartado de diseño y aerodinámica, la firma americana le ha proporcionado al CT4-V Blackwing unas entradas de aire más grandes en el frontal, una parrilla específica y un kit aerodinámico que incluye splitter frontal, ventilación en el paragolpes delantero, faldones laterales extendidos, alerón posterior, difusor y paneles para el suelo, para tapar el coche por debajo.

Si se quiere, el cliente puede elegir un paquete aerodinámico en fibra de carbono que se ha diseñado para reducir el lift o elevación del coche en circuito. Cadillac ha confirmado que gracias a este kit, la elevación se reduce en un 214% respecto a no llevarlo.

Por otro lado, el modelo básico ya contará con llantas de 18 pulgadas en aluminio. Estas esconden tras ellas un equipo de frenos que monta discos de 381 milímetros con pinzas Brembo de seis pistones en la zona delantera y pinzas de cuatro junto con discos de 340 mm en la trasera. Lo que no ofrecerá serán los frenos carbocerámicos, cosa que sí que podremos encontrar en su hermano mayor; el CT5-V Blackwing.

Interior deportivo y funcional

En el interior del vehículo, el CT4-V Blackwing nos recibe con uno volante deportivo recubierto en cuero y unos asientos delanteros con ajuste en 18 posiciones y calefactables; también en cuero. Además, tendremos acabados en carbono, cargador inalámbrico para el smartphone, sistema de audio AKG con 14 altavoces o pantalla central táctil compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Tras el volante se encuentra el cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas, elemento que nos permitirá disfrutar de información deportiva específica y detallada; como tiempos de 0 a 100 o el cuarto de milla.

2 tPN7R36zi2om5 Motor16

Si subimos un poco más de categoría y acabado el interior tendrá asientos de cuero y microfibra o gamuza, calefactables y con 16 posiciones de ajuste eléctrico. También tendremos un volante con un diámetro más pequeño en fibra de carbono, así como un botón V-Mode y una rueda para controlar la tracción (Performance Traction Management).

El modelo tope de la gama tendrá unos asientos deportivos 'Level 2', con un respaldo diferente. También serán ventilados y calefactables, además de incorporar masaje y tapicería en cuero y microfibra.

El precio por todo esto en Europa sería cercano a los 70-80.000 euros seguro, pero en Estados Unidos, hacernos con esta bestia nos saldrá desde 59.990 dólares; o lo que es lo mismo 49.818 €.