miércoles, 8 febrero 2023

BMW X1 2016. Un BMW Serie 2 Active Tourer convertido a crossover

No cabe la menor dudad de que el segmento de los crossover compactos está creciendo a un ritmo endiablado. BMW fue una de las primeras marcas en explorar estos terrenos con el lanzamiento en el año 2009 de su BMW X1. En el año 2012 este crossover sufrió una completa remodelación y ahora en 2015 se convierte en una generación completamente nueva. Y es que el BMW X1 ahora tiene que «luchar» con rivales de la talla de los Audi Q3, Range Rover Evoque, Mercedes GLA… Todos ellos eran sólo un mero proyecto cuando el BMW X1 estaba en los concesionarios de la firma alemana.

Nueva imagen exterior y récord en aerodinámica

Pues tras seis años en activo, en los que BMW ha matriculado más de 730.000 unidades del BMW X1, lanza esta nueva generación, la cual llega a los concesionarios en el mes de octubre. Y lo hará con una imágen exterior mucho más moderna y actual, semejante a la estética que lucen ahora sus hermanos mayores, los BMW X3, BMW X5 o BMW X6. Eso sí, su zaga es bastante similar a la de un BMW Serie 2 Active Tourer, donde también incluye unos pilotos con tecnología LED. Esta misma tecnología de iluminación la pueden incorporar los faros delanteros y también los antiniebla. En este nuevo BMW X1 también hay nuevos colores para la carrocería, nuevos diseños para las llantas (de serie son de 17 pulgadas, pero hay opción a 18 y 19 pulgadas).

BMW ha prestado gran atención a la aerodinámica, pues este BMW X1 presume de tener un Cx de tan sólo 0,29, el mejor de su segmento, y mucho mejor que su antecesor, cuyo mejor dato podía ser de 0,33.

Nueva plataforma y más corto que antes

Esta nueva generación del BMW X1 mide 4,44 metros de longitud, 1,82 metros de ancho y 1,59 metros de alto. Ahora es cuatro centímetros más corto que su antecesor, 22 centímetros más corto que un BMW X3, 10 centímetros más largo que el BMW Serie 2 Active Tourer y también cinco centímetros más largo que un Audi Q3 por poner un ejemplo de sus principales competidores. Las versiones equipadas con el sistema de tracción total xDrive presentan ahora una altura libre al suelo de 183 milímetros.

Curiosamente la nueva plataforma del BMW X1 presenta una distancia entre ejes menor a la de su antecesor, ya que pasa de 2,76 a 2,67 metros, justo la misma que un BMW Serie 2 Active Tourer. Aún así, BMW asegura que se ha ganado amplitud en su habitáculo, pues hay 37 milímetros más de espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas posteriores, donde ahora podemos encontrar una banqueta que se puede desplazar longitudinalmente hasta 130 milímetros, además de unos respaldos que pueden variar su inclinación. También hay más espacio para la cabeza, a pesar de que los asientos delanteros se sitúan 36 milímetros más arriba y los traseros 53 milímetros. Así, también se gana visibilidad.

El volumen del maletero también se incrementa exponencialmente, pues pasa de 420 a 505 litros de capacidad utilizando las cinco plazas. Si abatimos los respaldos, que están divididos en tres secciones 40:20:40, su volumen se puede incrementar hasta los 1.550 litros. Entre sus opciones aparece un asiento del acompañante con respaldo abatible, con lo que la funcionalidad interior del nuevo BMW X1 se multiplica exponencialmente.

Nuevo diseño interior

Su diseño interior también es de nueva factura y muy semejante al diseño que estrenaron los nuevos BMW Serie 2. Se mantiene una consola central enfocada hacia el conductor, relojes claros, buenos materiales y ajustes, freno de estacionamiento eléctrico… De serie se incorporan elementos como el climatizador, el mando iDrive con pantalla de 6,5 pulgadas… Y además ahora BMW ofrece las versiones Advantage, Sport Line, xLine y M Sport para crear nuestro X1 ideal.

Motores transversales y tracción delantera

La principal novedad de esta nueva plataforma que emplea ahora el BMW X1 reside en la ubicación de sus propulsores, que ahora se sitúan en posición transversal y no longitudinal (esto también ayuda a ganar los mencionados centímetros en el habitáculo). Todos los propulsores son nuevos para este BMW X1 y en el momento de su lanzamiento se optará exclusivamente por mecánicas de dos litros y cuatro cilindros con tecnología TwinPower Turbo. En gasolina aparece el 25i que genera 231 CV respectivamente, mientras que en diésel encontramos los 18d20d y 25d, versiones que erogan 150, 190 y 231 CV respectivamente. Sólo el 18d se ofrece con un cambio manual de 6 velocidades, aunque entre sus opciones aparece una nueva transmisión Steptronic de 8 relaciones que añade la «navegación a vela». Decir que en el resto de propulsores, este cambio automático forma parte de la dotación de serie. Todos los BMW X1 tienen Start/Stop y permiten seleccionar el modo EcoPro para minimizar el gasto de carburante, donde brilla el 18d con un gasto medio de tan sólo 4,1 l/100 km.

Ya a finales de este mismo año, la gama X1 se enriquecerá con nuevos propulsores más austeros y lo más llamativo, de tres cilindros. Llegarán los BMW X1 18i y BMW X1 16d, cuyos motores 1.5 TwinPower Turbo (compartidos con los BMW Serie 1, BMW Serie 2, BMW Serie 2 Active Touring y Mini) generan potencias de 136 y 116 CV respectivamente. Sólo estarán disponibles en versiones sDrive.

Decir que esta nueva plataforma elimina de la oferta las versiones del BMW X1 con propulsión posterior, pues ahora los mencionados sDrive cuentan con tracción delantera, mientras que los BMW X1 xDrive estrenan un nuevo sistema de tracción controlada de forma inteligente.

Estos nuevos BMW X1 podrán contar con el nuevo control dinámico de chasis DDC que varía la dureza de las suspensiones (ofrece además la suspensión deportiva M), la dirección activa Servotronic… Eso en materia de comportamiento, mientras que en materia de seguridad ahora puede incorporar lo último en sistema de seguridad activa, Head-Up-Display…